Necrológicas
  • Juan Fermín Purralef Montalva

Confusam advierte del hacinamiento crítico en centros de salud familiar

Por La Prensa Austral domingo 9 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Reconociendo que existe preocupación por el estado de hacinamiento que se vive en los distintos centros de salud familiar, el presidente de la Federación de Trabajadores de la Salud Municipal (Confusam), Alberto Vargas, hizo ver que hay establecimientos en que la situación es crítica y ya no hay donde más construir nuevos boxes de atención. Advirtió que esto será aún más complejo a partir de marzo, con la incorporación de nuevos programas de atención en salud y, por lo tanto, de una mayor cantidad de funcionarios.

El dirigente de la salud municipal advirtió que se ha anunciado la incorporación de nuevos programas y, por lo tanto, se van a incorporar dotaciones de equipos interdisciplinarios para entregar esta atención, pero en este minuto no hay espacios en los consultorios para instalarlos, donde además ya se trabaja bajo condiciones de hacinamiento. Prevé que esto se agravará con el aumento de las consultas por enfermedades respiratorias que se produce durante el invierno.

“La crisis por el hacinamiento es real y se produce en varios centros de salud de la comuna, pero además ya no hay donde más construir y se están restando los espacios de las salas esperas de los usuarios. Además hay un tema de ventilación en los mismos establecimientos. Por ejemplo, si antes existía la cantidad de baños adecuados para funcionarios y usuarios, hoy ya no la tienes”, comentó el dirigente.

Insistió en que es necesario contar con los espacios adecuados para que los funcionarios puedan entregar las atenciones pertinentes. “La situación va a ser crítica durante el invierno, con el retorno a clases y la mayor circulación viral”, comentó el dirigente.

Apuntó que, además, esto se complicará porque aún no se ha definido dónde se trasladarán las atenciones del Cesfam 18 de Septiembre, que se encuentra listo en su etapa de diseño, durante la ejecución de las obras. El proyecto cuenta con una superficie de 3.200 metros cuadrados construidos, en tres niveles y tecnología de última generación. Su diseño fue financiado a través del Convenio de Programación suscrito entre el Ministerio de Salud y Gobierno Regional de Magallanes. El dirigente recordó que este es un trabajo largamente anhelado y que tiene una data de casi diez años.