Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Consumidores ahorrarán tiempo y dinero gracias a nueva ley de alzamiento de prendas e hipotecas

Por La Prensa Austral lunes 16 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
201
Visitas

– La ley, además exige a las empresas realizar la gestión en un plazo acotado, el cual no puede exceder los 45 días corridos tras el pago de la última cuota del crédito.

“La modificación a la ley es una muy buena noticia para las personas, puesto que antes de esta normativa no había claridad de quién asumía los costos del alzamiento y muchas veces eran los propios consumidores quienes se hacían responsable de esos gastos. Pero desde ahora, son las instituciones financieras las encargadas de hacer este trámite y pagar los costos que implica este proceso”.

Lo anterior fue destacado por el secretario regional ministerial de Economía, Paul Gnadt, refiriéndose a la entrada en vigencia en enero de 2016, de la Ley 20.855 de Alzamiento de Prendas e Hipotecas y que se traduce en una gran chance para el consumidor, de acercarse al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y exigir estos nuevos derechos.

Como bien se indicó, con esta normativa serán las entidades financieras las que deberán tramitar y pagar los costos de alzamiento de prendas e hipotecas, una vez que el usuario pague el crédito. Antes de esta ley, eran las personas quienes debían pagar este trámite por cuenta propia.

La ley, además, exige a las empresas realizar la gestión en un plazo acotado, el cual no puede exceder los 45 días corridos tras el pago de la última cuota del crédito. Una vez otorgado el alzamiento, la entidad tiene un plazo de 30 días como máximo para informar al consumidor.

En el caso de un crédito hipotecario, por ejemplo, un consumidor podría ahorrar unos $55.000 por concepto de alzamiento e inscripción de su vivienda en el Conservador de Bienes Raíces.

A su vez, si se trata de un auto, la escritura de alzamiento puede costar hasta $15.000; mientras que la inscripción en el Registro Civil tiene un valor de $30.490. Es decir, una persona podría ahorrarse cerca de $45.000 en este trámite.

Beneficiarios

Serán beneficiarios de esta modalidad, quienes hayan pagado íntegramente sus créditos hipotecarios o prendarios con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley (24 de enero de 2016), y aquellas que pagaron su crédito con anterioridad a esta fecha, pero que aún no han alzado su hipoteca o prenda.

En cuanto a los créditos pagados con anterioridad a la vigencia de esta ley, las instituciones deben realizar y pagar el alzamiento en créditos pagados hasta 6 años hacia atrás, en el caso de hipotecas, y 4 años en el de prendas.

Ahora bien, si el consumidor pagó su crédito hipotecario antes del 23 de enero del 2010 o canceló su crédito prendario antes del 23 de enero del 2012, debe necesariamente solicitar a la institución financiera la gestión y el pago del respectivo alzamiento.