Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría

Cooperativa de Hilanderas del Estrecho de Magallanes, rescatando tradiciones de teñido e hilado de la lana de oveja

Por La Prensa Austral martes 11 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

En la Región de Magallanes existe un grupo de mujeres agricultoras que decidieron juntar sus saberes y rescatar una de las tradiciones más antiguas de la zona: la técnica del hilado.

La Cooperativa de Hilanderas del Estrecho de Magallanes se dedica a producir y comercializar lana de oveja en la ciudad de Punta Arenas. Esta agrupación surge ante la necesidad de rescatar un oficio que se estaba perdiendo y, a la vez, tener un ingreso económico extra durante los meses de invierno.

La asociación la componen diez mujeres, la mayoría jubiladas, donde se encuentra presente el hilado de Rosa Mansilla, Marta Cárcamo, Minerva Paredes, Adriana Rebolledo, Rosa Sabrese, Rosa Cárdenas, Maura Nail, Josselyn Vega, Aurora Reyes y Fabiola Alvarado.

La presidenta de la Cooperativa de Hilanderas del Estrecho de Magallanes, Minerva Paredes, señaló respecto la agrupación que “esta cooperativa surge de dos gremios que se unieron hace tres años; la congregación de La Virgen de la  Covadonga y Las Orquídeas del Sur. Nos unimos para trabajar con lana de la región en la temporada de invierno, con el objetivo de hacer perdurar este oficio y  crear un ingreso extra durante los meses de invierno, ya que la mayoría somos agricultoras”.

El emprendimiento de estas mujeres se caracteriza por ser de calidad, natural y amigable con el medio ambiente. La lana es producida de modo artesanal y teñida con productos 100% naturales tales como el ruibarbo, el saúco, el calafate, la cáscara de cebolla, cuescos de palta, corteza de árboles, entre otros productos.

Adriana Rebolledo, integrante de la cooperativa, indica que el proceso es lento, pero eficaz y de alta calidad. “Lo primero es carmenar la lana, para luego hilar y dar un grosor. Cuando está listo este proceso se debe enmadejar, donde se utiliza un aspo para que la lana no quede de forma tirante. Una vez que se realiza este paso, se lava y se tiñe con los productos seleccionados. Todo este proceso es largo, sólo en el teñido son, al menos, tres días”.

Así lo afirma Rosa Sabrese, quien se dedica principalmente a teñir. “El proceso consiste en teñir durante una noche o día completo para fijar la pintura, lavar el tinte para que no queden rastros y, luego, secar. Todo se realiza con productos naturales que recolectamos nosotras en nuestro tiempo libre, ésta es una labor minuciosa, que requiere paciencia y amor por lo que uno realiza”.

Las Hilanderas del Estrecho de Magallanes se han planteado ser reconocidas nacionalmente, es por ello que Indap las ha apoyado en distintos proyectos.

“Indap nos respalda en nuestro crecimiento como cooperativa, ayudándonos en capacitaciones, dándonos la oportunidad de viajar y adquirir conocimientos con nuestras pares en otras regiones de Chile y también nos ayuda a mantener una asesora comercial y un contador que nos lleve en ordenar las finanzas”, destaca Adriana Rebolledo.

Muchos de los productos de las hilanderas se comercializan por medio de ferias. Sin embargo, con los proyectos de Indap, la cooperativa podrá tener su propia plataforma para comercializar por Internet. Esto tiene como objetivo tener un mayor alcance para las ventas, donde se podrá enviar productos a cualquier lugar del mundo, campaña que comenzarán desde abril, al igual que múltiples talleres donde enseñarán esta labor a quienes estén interesados.

La integrante de la cooperativa, Rosa Mancilla, manifiesta: “Nosotras no queremos que se pierda esta tradición, nos gustaría que las nuevas generaciones se entusiasmen con este bello oficio y, a la vez, mostrar nuestro trabajo con esta materia prima tan maravillosa que nos dio nuestra región”.

Finalmente, Marta Cárcamo concluye sobre el trabajo que realizan: “La gente puede encontrar variedad de lanas y precios, pero éstas son lanas sintéticas, con tintes de anilina y cero compromiso con el medio ambiente. Nuestro trabajo refleja lo importante que es volver a las tradiciones, el recolectar, el trabajo minucioso y a la vez la conexión con nuestro Magallanes”.