Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez

Coro de la Escuela 18 de Septiembre incorpora el mapudungún dentro de su repertorio musical

Por La Prensa Austral jueves 10 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
332
Visitas

Formado por alumnos de segundo a octavo básico

Bajo la dirección de los docentes Sabina Barría, Pamela Muñoz y Gerson Oviedo, el conjunto cumplió este martes su segunda presentación, en la ceremonia de despedida de los profesores jubilados, realizada en la Secreduc

Fotos Gerardo López

El martes, la Secretaría de Educación realizó una ceremonia para despedir a diez profesores que se acogieron a retiro. De ellos, cinco impartieron sus conocimientos en la Escuela 18 de Septiembre: Daniel Arteaga Medel, Nelson Segovia Ruiz, Juana Ulloa Bustos, Elizabeth Huenchullan Mora e Iris Cárcamo Ríos. Y uno de los homenajes más emotivos se los brindó el coro del establecimiento, que para despedirlos, interpretó una canción en mapudungún, incluso interpretando instrumentos como el kultrún y la cascahuilla.

El tema fue una adaptación de “Canción de amor entre el sol y la luna”, en la que el coro, formado por estudiantes de segundo a octavo básico, demostraron el trabajo que lleva realizando el establecimiento para enseñar la lengua mapuche, incorporándola a actividades entretenidas como el teatro y la música.

Los profesores a cargo del coro son Sabina Barría, Pamela Muñoz y Gerson Oviedo. Este último comentó tras la aplaudida presentación del martes en el salón Gabriela Mistral de la Secreduc, que “desde el año pasado estamos incursionando, como coro, en la implementación de temas mapuche, partimos un poco más liviano porque tienen que estudiar el idioma, entenderlo, pronunciarlo bien y como en la escuela ha habido algunas encargadas del tema ha sido un gran apoyo. También tuvimos la gracia de tener dos instrumentos mapuches, el kultrun y las cascahuillas. que nos facilitó uno de los integrantes de la agrupación, Juan Lepicheo.

El docente destacó el interés de los estudiantes, pues cuentan con treinta inscritos para las clases, que se desarrollan día por medio. “Estamos trabajando con harta dedicación, porque queremos aprender cosas nuevas, cantar a dos, tres cuerdas, más profesionales, y eso se logra de a poco con niños. Hay muchos nuevos, y tienen la facultad de aprender de a poco y a nadie se le niega la posibilidad de participar. Hay harto interés, van a ensayos seguido, y contamos con un repertorio bastante amplio. El perfil de la escuela es intercultural, y deportivo, entonces el tema mapuche es importante”, recalcó Oviedo.

Dentro del coro, las mayores son Tania Mansilla, Joella Krause y Melissa Cárcamo, del octavo A, para quienes esta segunda presentación tuvo un componente emocional importante, porque dentro de las docentes homenajeadas, “una de ellas había sido nuestra profesora jefe, así que igual hay cariño. Dos profesoras fueron en tercero y cuarto, y la profesora de Matemática que nos hizo clase desde quinto. Verlas emocionarse fue bonito”, comentaron.

Las tres indicaron que no ha sido complicado aprender la lengua mapudungún ya que “en cuarto básico, una profesora tenía un ramo aparte donde enseñaba la lengua, pero eso se perdió, porque se fue hace como un año”. El año pasado se retomó a través del coro “y ya llevamos como dos semanas ensayando”.

Las tres indicaron que sus proyectos dentro del coro, “nos gustaría cantar en el Festival de la Patagonia, nos estamos preparando para eso. Tenemos un repertorio preparado, pero esta es la única canción que teníamos lista”.

Por cierto, la directora del establecimiento que asumió este año, Patricia Barrios Saint-Germain, aseguró que apoyará esta iniciativa y que estuvo cerca de perderse, pues la profesora que impartía la lengua (y que fue mencionada por las estudiantes) dejó de trabajar en la escuela, y “la Secreduc nos buscó otra persona hablante de la lengua y resultó ser además, profesor de Historia. Estuvimos un poco preocupados de que si no teníamos un hablante para la lengua, no íbamos a poder hacer el trabajo de mapuche-huilliche, y que podía cortarse, porque la escuela lleva muchos años así. Por suerte la Secreduc encontró una profesora hablante, que en este caso es el profesor Luis Toledo. Así que se reactivó el trabajo, de primero a cuarto básico y la idea es avanzar a los otros niveles”, destacó.