Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Corte denegó indemnizaciones a clientes afectados por inundaciones de sepulturas

Por Poly Raín jueves 19 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
608
Visitas

Este miércoles, la sala de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas pronunció su fallo de segunda instancia respecto de la demanda colectiva por vulneración de derechos interpuesta por un importante grupo de clientes del Parque Cementerio Cruz de Froward, afectados por la inundación de tumbas.

En lo medular, los ministros denegaron las indemnizaciones a favor de los demandantes, decretadas por el juez del Primer Juzgado de Letras, aunque mantuvieron las demás condenas, como el pago de multas, reparaciones, sustitución de sepulturas y la resciliación (nulidad) de los contratos respecto de los clientes que hayan optado por la exhumación de los restos de sus seres queridos y el posterior traslado del cuerpo a otro cementerio.

En lo general, la sentencia condena a la Inmobiliaria Parque Cruz de Froward al pago de una multa de 50 UTM a beneficio fiscal, como autora de la infracción al artículo 23 de la Ley de Protección al Consumidor.

Rigen los plazos legales para que las partes recurran de casación ante la Corte Suprema de Justicia.

A continuación reproducimos la parte resolutiva:

  1. Rechazar el recurso de casación en la forma interpuesto por la parte demandada.
  2. Rechazar el recurso de casación en la forma interpuesto por la parte demandante.
  • Revocar la sentencia ya individualizada solo en cuanto:
  1. Por el numeral III.1, declara la responsabilidad infraccional de la demandada por los artículos 3 a) y 12 de la Ley 19.496 y se la condena al pago de dos multas de cincuenta unidades tributarias cada una a beneficio fiscal.
  2. Por el numeral III.2, condena a la demandada, a las indemnizaciones y reparaciones que a continuación se indican, en favor de los consumidores que celebraron con ella contratos de compraventa de derechos perpetuos de sepultación, conforme a los siguientes grupos y subgrupos que conforma.
  3. Por su numeral 4, condena a la demandada además, a publicar, dentro de los treinta días siguientes a que quede ejecutoriada la presente sentencia, en los Diarios El Mercurio y La Tercera, de distribución nacional, un inserto, a su costa, en el que, a partir del reconocimiento de su responsabilidad civil e infraccional, determinadas en la presente causa, se comprometa a evitar incurrir en nuevos hechos generadores de éstas, en perjuicio de los consumidores, en el futuro.
  4. Condenar a la demandada sólo en cuanto autora de infracción al artículo 23 de la Ley de protección al consumidor, a pagar una multa de cincuenta unidades tributarias a beneficio fiscal.
  5. Condenar a la demandada a reparar a sus clientes propietarios de sepulcros con tercera capacidad de acuerdo a las siguientes alternativas:
  6. Clientes que han adquirido sepulturas de tres capacidades y no han sido usadas hasta la fecha de esta sentencia:
  7. Tendrán la opción de sustituirla por una sepultura de dos capacidades y otra de una capacidad, contiguas o cercanas. En caso de ser contiguas, la empresa sustituirá la lápida de 30×60 cms. por otra familiar de 56×55 cms.
  8. La materialización de estas opciones no tendrá costo para los clientes ni por operaciones comerciales o contractuales ni trabajos prácticos ni de otra índole.
  9. Clientes que hayan adquirido sepulturas de tres capacidades y una o más hayan sido ocupadas:
  10. Tendrán la opción de sustituirla por una sepultura de dos capacidades y otra de una capacidad, contiguas o cercanas. En caso de ser contiguas, la empresa sustituirá la lápida de 30×60 cms. por otra familiar de 56×55 cms.
  11. La materialización de estas opciones no tendrá costo para los clientes ni por operaciones comerciales o contractuales ni trabajos prácticos ni exhumaciones ni de otra índole.
  12. Las exhumaciones que procedan y el traslado interno, por el ejercicio de esta opción se calendarizará por el Cementerio, en razón de una semanal.
  13. Clientes que a partir de la primera exhumación, inclusive, que dio origen al sumario 21/2011, hayan exhumado y trasladado a sus deudos a otro cementerio, o han preferido su cremación, hasta la fecha de la presente sentencia:
  14. Tendrán la opción de resciliar el contrato de compraventa de derechos perpetuos de sepultación. El precio de venta se restituirá calculado en fórmula original, si ha sido acordado en unidades de fomento se mantendrá el mismo número de unidades pactadas, si ha sido acordado en moneda nacional se establecerá su equivalencia en unidades de fomento a la fecha del contrato. Si ha sido pagado en su totalidad se restituirá el total. Si ha sido pagado parcialmente, se restituirá lo pagado. En este caso, si se ha financiado la compra con crédito ante alguna entidad financiera o bancaria la demandada se hará cargo del crédito contratado por el saldo. La restitución se pagará en cuotas mensuales en el curso de dos años.
  15. El demandado restituirá el costo de la exhumación, féretro y traslado dentro de la ciudad de Punta Arenas, que se acredite.
  16. La reparación compensatoria de la reparación en natura en el caso de las opciones del numeral 1, letra a) si la sepultura de reemplazo es contigua y en el caso de la resciliación, del numeral 3, letra a) ascenderá al 20% de un tercio del valor de la sepultura, considerado en UF a la fecha del contrato, pagadero en 24 cuotas mensuales iguales.
  17. La reparación compensatoria ascenderá al 25% de un tercio del valor de la sepultura, considerado en UF a la fecha del contrato, pagadero en 24 cuotas mensuales iguales, en el caso de la opción del numeral 1, letra a) si la sepultura de reemplazo de la tercera capacidad es cercana pero no contigua.
  18. No ha lugar a condenar a la demandada a multas por infracción a los artículos 3, letra b) y 12 de la Ley 19.496, ni a dejar sin efecto los contratos en los casos de los numerales 1 y 2 de lo resolutivo V, ni a indemnización de perjuicios por inconvenientes.