Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Corte rechazó recurso por vulneración de derechos de joven con cáncer

Por La Prensa Austral jueves 18 de febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.083
Visitas

“Por supuesto, que no estamos conformes con lo resuelto por la Corte en su fallo, queremos hacer presente que el fallo fue rechazado con el voto en contra de la ministra señora Marta Pinto, quien fue del parecer de acoger el recurso de protección en todas sus partes, de la forma como lo señalamos en la presentación, teniendo en cuenta potentes y fundados argumentos para acogerlo”, señaló ayer Robinson Quelín Alvarez, abogado patrocinante de Saúl Soto Alarcón, quien en noviembre de 2015 presentó ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas un recurso de protección en contra de isapre Consalud S.A.

Lo anterior, luego de que dicha Institución de Salud Previsional -a la cual la joven se encuentra afiliada-, se negara a cubrir el tratamiento médico de su hija, Daniela Soto Alvarado, de 21 años, quien enfrenta un agresivo tipo de cáncer. Se trata de un osteosarcoma que le produjo una metástasis en los pulmones y donde el único especialista existente en Chile en cirugía reconstructiva articular -oncólogo ortopédico- atiende en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, en Santiago, motivo por el cual la joven fue derivada por médicos de nuestra región a dicho centro asistencial en busca de la ayuda especializada que la ayudaría a enfrentar un tratamiento para el cáncer.

Recurso de protección

Por esta situación, fue que Saúl Soto -con el patrocinio del abogado Robinson Quelín- interpuso a fines de noviembre de 2015 un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, a favor de Daniela para que la isapre entregue la cobertura de enfermedades catastróficas y las Garantías Explícitas en Salud, para cubrir el financiamiento del tratamiento médico de la joven.

Es así que el documento consignó que en dicha institución “se le ha impedido realizar la gestión de solicitud de compra de bonos para ante el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, situación que actualmente no ha podido resolver, ya que la isapre recurrida se niega a prestar cobertura en dicho recinto asistencial, de forma injustificada, sin que a la fecha se le pueda otorgar de forma adecuada el tratamiento de urgencia para salvar su vida”.

Isapre se defendió

No obstante la argumentación, este miércoles la Corte de Apelaciones rechazó por dos votos (María Isabel San Martín Morales y Víctor Stenger Larenas) contra uno (Marta Pinto Salazar) el recurso de protección. Cabe señalar que el fallo consigna que Francisco González Sese, en representación de la isapre, solicitó el rechazo del recurso por ser improcedente, ya que la isapre habría designado a la Clínica Bicentenario y al Hospital Clínico de la Universidad de Chile, como prestadores resolutivo. No obstante ello “el recurrente por motivos personales decidió tratar a su hija en un centro asistencial diferente a aquellos ya señalados, cuestión absolutamente legítima, pero que excluye la cobertura Ges (Garantías Explícitas de Salud), siendo como se aprecia, única responsabilidad del recurrente”.

El fallo del tribunal superior de justicia estimó que no existe la arbitrariedad reclamada, pues que la decisión se adoptó de conformidad con las disposiciones legales vigentes al efecto, además que la paciente contaba con dos centros clínicos de la red cerrada Ges idóneos para atender a Daniela Soto.

El ministro Víctor Stenger en su voto de rechazo, estimó que sobre los mismos hechos existe en la actualidad un juicio ante la Superintendencia de Salud, que se encuentra en etapa de prueba, por lo que de emitir este Tribunal un pronunciamiento puede ser contradictorio.

Por su parte, el voto disidente de la ministra Marta Jimena Pinto, estuvo por acoger el recurso en todas sus partes y ordenar a la mencionada isapre que se haga cargo del costo de las prestaciones de salud recibidas por Daniela Soto, en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

Pasos a seguir

Aún con el fallo adverso, Quelín señaló que todavía quedan instancias por recurrir. “Respecto de los pasos a seguir, evidentemente teniendo un voto en contra para acoger el recurso de protección, vamos a apelar ante la Corte Suprema, dentro del plazo que establece la ley (5 días hábiles). Y por supuesto una vez que hayamos analizado con detalle el contenido de la sentencia y especialmente los considerandos respecto del voto de minoría de la ministra Sra. Pinto, quien fue al parecer, de acogerlo, ingresaremos el escrito de apelación”.

En cuanto a las implicancias que tiene la sentencia del recurso que rechaza la protección y que finalmente se traduciría en que la joven no podrá recibir cobertura Ges para atenderse en el hospital en que ésta se encuentra, indicó que “por supuesto que son nefastas para la familia, porque eso implica una sensación de incertidumbre aún mayor respecto de la continuidad del tratamiento de Daniela. Ahora vamos a solicitar de todas formas que se mantenga la orden de no innovar concedida, y de todas maneras no nos queda otra cosa que apelar a la Corte Suprema para una mejor resolución del recurso, como es correspondiente en derecho”, expuso.

Para Saúl Soto, con la demora en la obtención del fallo, se preveía el rechazo de éste. “Pero los criterios que dan los ministros son incongruentes. La ministra Pinto tiene el convencimiento de que sí se han vulnerado los derechos, además la deuda actual bordea los 25 millones de pesos y eso que en ese monto no estaba incluido el implante que se mandó a traer desde Estados Unidos para la rodilla de mi hija. ”.

Finalmente, el padre de señaló que ella ingresa hoy a su quinta sesión de quimioterapia, quedando 5 más; es decir, 5 meses más de tratamiento. “Supuestamente estará hospitalizada 5 días más. Lo único que queremos es que siga su tratamiento y se active el Ges como corresponde. No entendemos por qué algunas cosas se le están cobrando como Ges y otras no, si en el Hospital de la Católica figura como paciente particular isapre y no como Ges”.