Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez

Costo de medicamentos se eleva hasta en un 77% en los últimos dos años en Magallanes

Por La Prensa Austral miércoles 5 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
293
Visitas

Hasta en un 77 por ciento se han incrementado los valores de los medicamentos en Magallanes en los últimos dos años. De esta manera, si hace dos años una persona compraba Eutirox (para el tratamiento de enfermedades y disfunciones de la glándula tiroides) a un precio de $7.899, en la actualidad por el mismo fármaco debe pagar $13.990. En el caso del Glafornil (un hipoglicemiante) el incremento en los últimos dos años fue de un 20%. En ambos casos son tratamientos que los pacientes deben pagar mensualmente.

Son parte de las conclusiones que se desprenden de la comparación de precios de cinco de los medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas que tienen una fuerte demanda. Esta comparación arroja diferencias entre las tres cadenas por un mismo medicamento de hasta 3 mil pesos. Sin embargo, hay que tener presente que los precios de los medicamentos pueden variar dependiendo de las ofertas disponibles, la existencia de bioequivalentes y de los convenios existentes.

Un ejemplo de lo anterior es el costo del Omeprazol 20 mg (30 cápsulas) que está indicado para el tratamiento de las úlceras, esofagitis por reflujo, para reflujo gastroesofágico sintomático o en el síndrome de Zollinger-Ellison. Se trata de un medicamento cuyo bioequivalente tiene un costo de $1.299 pero que puede llegar a costar $44.190.

La realidad de los pacientes crónicos

Son los pacientes con enfermedades crónicas o dolorosas los que más se ven afectados con el aumento de los precios de los medicamentos. “Muchas veces, requieren más de un medicamento por lo que el costo del tratamiento se incrementa de manera brutal”, comenta la presidenta de las Damas de Celeste, Inés Vidal.

La dirigenta, quien además forma parte del Consejo Consultivo del Hospital Clínico y es paciente crónico, sostuvo que como Damas de Celeste han apoyado con la compra de Desvenlafaxina, para el “Poli del Dolor” que ha subido de precio en los últimos tres años y tiene un costo que bordea los 70.000 pesos. Inés Vidal advierte, además, sobre los suplementos alimenticios, que si bien no son medicamentos, son muy consumidos por los pacientes, también tienen un costo muy elevado. Un ejemplo de lo anterior es el Ensure, que cuesta $29.900 los 400 gramos y un paciente lo termina en cuatro días. “Entre la Desvenlafaxina y el Ensure, un paciente debe tener más de 200 mil pesos para mantenerse, pero además es un gasto mensual”, complementa la dirigenta.

Reconoce que el tema de los medicamentos es muy complejo para los pacientes crónicos y ejemplificó que frente a un diagnóstico de artritis o artrosis les dan calmantes habitualmente Tramadol con Paracetamol, ahora si ellos quieren comprar algo más accesible como la Pregabalina, su valor es de 15.000 y sólo alcanza para dos semanas.

Es sabido que los medicamentos no siempre están disponibles en la Farmacia del Hospital Clínico y por lo mismo se debe buscar fuera del sistema, de lo contrario el paciente pierde la calidad de vida.

Inés Vidal sostiene que cuando se sufre una enfermedad crónica, pero que además es dolorosa, como la artrosis, artritis o fibromialgia, se genera resistencia y hay fármacos que ya no hacen efecto.