Necrológicas
  • María Bernilda Díaz Oyarzo

Crisis repercute en menor movimiento portuario

Por La Prensa Austral martes 16 de junio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Un menor movimiento de naves en las últimas semanas, refleja que la crisis económica igual golpea al movimiento portuario en la región. Si antes había un barco semanal que movía cabotaje con carga general desde la zona central, la cantidad bajó a tres naves al mes.

Milenko Buljan, ejecutivo de agencias de naves, admite que la actividad comienza a decaer y ello es producto de la crisis que se vive en el mundo. “Hasta ahora lo que sostiene el movimiento es la industria del salmón, mientras que el flujo de naves pesqueras está con una actividad más reducida”.

En cuanto al movimiento de naves científicas se sabe que en los próximos días regresa desde la Antártica el buque Laurence Gould que apoya con carga a la base Robert Palmer de los Estados Unidos, situada en la isla Anvers.

Sin embargo, desconoce cómo vendrá el movimiento en el segundo semestre. “Nadie tiene completa claridad de cómo se presentarán las operaciones el resto del año. Aún no sabemos los protocolos que se establecerán para las operaciones con naves científicas y turísticas si es que hay algún flujo a fin de año”, recalcó Buljan.

El ejecutivo naviero admitió que el cabotaje o movimiento de buques portacontenedores bajó un poco: “antes teníamos una nave por semana y ahora sólo tenemos tres frecuencias al mes”.

Sergio Barría, agente naviero, también reconoce que la actividad está muy baja y que es incierto cómo se prevé para los próximos meses.

El movimiento de los ferris entre el continente y la isla Tierra del Fuego también registra un duro revés. Alejandro Kusanovic, gerente de Tabsa, dice que el flujo en la primera angostura bajó más del 50%, mientras que entre el terminal de Tres Puentes y Porvenir los cruces bajaron 95% considerando que sólo mantiene dos cruces a la semana.

En tanto, en reunión ampliada con los trabajadores el gerente general de la Empresa Portuaria Austral, Rodrigo Pommiez, destacó los resultados obtenidos por la empresa en el primer trimestre de este año comparado con el mismo periodo de 2019. Aunque los ingresos operacionales de los primeros tres meses de este año, antes de la pandemia, mantuvieron la tendencia ascendente con un incremento de 27,5%, reconoció que ello cambiará con los análisis de plena emergencia sanitaria.

“Si bien las cifras registradas son positivas en la mayoría de nuestras áreas de negocios y no reflejan plenamente el efecto de la crisis sanitaria, es posible prever un impacto en los próximos meses. Ya se percibe una baja en el factor de ocupación de nuestros terminales, lo que se explica por una disminución de operación de naves y una menor estadía prolongada de embarcaciones de programas científicos extranjeros”, aseveró.