Necrológicas
  • Oscar Bustos Inostroza
  • Raúll Ignacio Lizama Ojeda
  • José Calbún Zúñiga
  • Margot del Carmen Bahamóndez Hernández
  • José Raúl Serón
  • José Raúl Serón

“¡Cuánta violencia sufren Glenda y otras mujeres por estar en la calle!”

Por La Prensa Austral domingo 5 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

En medio de la conmoción que generó el hallazgo del cuerpo de Glenda Delgado Cárdenas, quien sufrió violencia física y psicológica por parte de sus ex parejas y quien se encontraba en situación de calle hace varios años, voluntariados de Magallanes reconocen que no existen los respaldos necesarios para apoyar a las personas en esta condición y acusan que el Estado está ausente.

Por la experiencia que tienen, los voluntariados afirman que, con dispositivos y redes efectivas de apoyo, las personas que deambulan y viven en la calle pueden reinsertarse.

En el voluntariado Puro Corazón conocieron a Glenda porque le proporcionaban ayuda cuando ésta se encontraba en situación de calle. Tras participar de los ritos fúnebres, Carlos Ampuero explicó que no hay redes de apoyo, con ninguna de las instituciones que respaldan a mujeres con estas características.

“Ese respaldo no está y, si bien hay servicios para estos casos, éstos no están llegando y eso se refleja en el caso de Glenda. Como ella, hay otros casos de mujeres donde el Estado no entrega los apoyos”, advirtió.

Agregó que el único apoyo que existe es el de los voluntariados, quienes no siempre cuentan con los recursos económicos o con la infraestructura necesaria como para hacer un trabajo integral que es el que se requiere. “El Estado no apoya a estas personas y tampoco hay un respaldo para los voluntariados que pueden hacer este acompañamiento. Acá cuánta violencia sufren Glenda y otras mujeres por estar en calle. La conocimos y la aconsejamos, pero ella estaba sola en este camino”, dijo indignado porque acusa que están frustrados porque no hay prioridad y que el único trabajo que se realiza es de voluntariados.

En la oportunidad, acusó que desde el Estado los entierra en burocracia cuando van a pedir recursos, les exigen miles de papeles y la contratación de seguros por la plata que les prestan (dinero que queda en la aseguradora), pero que, cuando se encuentran con un caso de una persona en condición de calle o vulnerabilidad social, se los derivan a ellos.

La presidenta de las Damas de Celeste, Inés Vidal, reconoció que la situación es mucho más compleja para las mujeres en situación de calle. “La cantidad de mujeres en situación de calle es menor en comparación con los hombres, por lo que no hay dispositivos de atención y por los cuidados que se requieren no pueden estar juntos. Durante el invierno, en sus días más helados, se recibieron mujeres”. Para ella la solución está en la construcción de casas de acogida y viviendas tuteladas, donde se trabaje con voluntariados que los apoyen en la creación de hábitos que les permita reinsertarse en sus familias.

Explicó que muchas veces tienen familias fuera de la región y que, con un trabajo más integral entre intendencias, se podría reconectar a las mujeres con la familia y se podría gestionar los apoyos con el Hospital Clínico para que tengan las atenciones que requieren. Señaló que han tenido casos emblemáticos que han logrado superar la situación de calle, como el de Francisco Ruiz, quien se fue a vivir con su hijo a Natales y trabaja como suplementero. Como él son, al menos, tres personas que han podido ser revinculadas.