Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Del plebiscito del 80, la escultural Wendy y otras yerbas

Por La Prensa Austral domingo 7 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
824
Visitas

Parte II y final

Por Nelson Toledo

 

Corría 1980 y el 24 de agosto, el alcalde informaba que ya se había cerrado el período de inscripciones para las personas que iban a participar en calidad de vocales de mesa y que había una gran entusiasmo por participar voluntariamente en estos puestos.

En aquella oportunidad tuvieron derecho a participar en el plebiscito todos los chilenos mayores de 18 años, también los analfabetos y ciegos e incluso los extranjeros que tuviesen residencia legal en el país. El voto fue obligatorio.
El 9 de septiembre ya se encontraban constituidas la totalidad de las mesas receptoras, proceso que fue supervisado por el jefe de plaza, coronel Carlos Soto Pellizzari.
Corría 1980 y a nivel nacional, un mes antes del plebiscito, Chile lamentaba la muerte de un gran estadista, el ex Presidente Gabriel González Videla, conocido como Don Gabito, quien días más tarde era sepultado en su ciudad natal, La Serena.
Corría 1980 y el conocido magallánico José Perich Slater entregaba a la comunidad su primer libro, “Bernardo Philippi, su vida y sus obras”, de 300 páginas.

Más de 6 millones de votos

Corría 1980 y, en todo el país, alrededor de seis millones 700 mil chilenos concurrieron a las urnas para pronunciarse sobre la nueva Constitución Política redactada por el gobierno y sus artículos transitorios y que entregaba el poder, por cinco años más, a Augusto Pinochet.
El gobierno realizó una intensa campaña de propaganda por radioemisoras, canales de televisión y medios escritos, mientras sus partidarios inundaron los medios informativos con declaraciones de adhesión.
Corría 1980 y el día 10 de septiembre, los profesionales y funcionarios de la educación de Magallanes publicaban un largo listado apoyando la opción Sí. También hacían pública su adhesión diversos profesionales y, por su parte, la directiva del Sindicato de Trabajadores de Enap daba a conocer una declaración apoyando la nueva Constitución.
En Magallanes, poco después de las 16.30 horas de ese 11 de septiembre empezaron a conocerse los primeros informes oficiales parciales sobre los resultados del acto plebiscitario. Fue el coronel Ricardo de la Barrera, jefe de gabinete, quien leyó a los medios de comunicación los primeros cómputos.
Corría 1980 y ese mismo día 11 de septiembre de 1980 por la noche, luego de conocerse la abrumadora respuesta a favor de la nueva Constitución y, por ende, a favor del gobierno, la comunidad magallánica no resistió el entusiasmo y salió a las calles a exteriorizar su alegría y al mismo tiempo saludar a las autoridades regionales. Múltiples fueron los saludos que recibió el intendente, general Sergio Covarrubias. El general Covarrubias salió a la calle donde la ciudadanía aplaudía y gritaba fervorosamente ¡Pinochet! ¡Pinochet! ¡Pinochet!
A las dos de la madrugada de ese 11 fue dado a conocer el cuarto boletín oficial, con los cómputos generales y faltando sólo algunas mesas. Los resultados generales arrojaron por el Sí 3.943.068 votos, un 67.54%. Por el No 1.729.018 votos, un 29.62%. Nulos 165.855 con un 2.84%. El total de votos emitidos fue de 5.837.941.
En Magallanes también fue mayoritario el respaldo a la nueva carta fundamental y al gobierno de Pinochet. Los resultados regionales arrojaron 47.540 votos por el Sí a la nueva Constitución, un 60.91%, mientras que 29.073 se pronunciaron por el No, un 37.25%. El total de votantes en la Región de Magallanes llegó a 78.046 mayores de 18 años.

No sólo de política…

Corría 1980 y como no sólo de política vive el hombre, un mes antes del plebiscito la espectacular vedette Wendy -o Mireya Smith Percheraux, su verdadero nombre- visitó Punta Arenas para calentar el ambiente de los magallánicos.
La popular Wendy era una de las vedettes más importantes del Chile de la época. Comenzó como cantante tropical y fue gracias a Pachuco que se dedicó al espectáculo. Ganó dos Laureles de Oro, en 1979 y 1980 y mostró sus atributos en todos los programas estelares de aquella época. Luego decidió probar suerte en México donde vivió cinco años. De ella se dice que incluso mantuvo una relación sentimental con un magallánico, por lo que visitó varias veces nuestra ciudad.
Corría 1980 y Wendy, hoy inválida, que vivía el apogeo de su carrera, se presentó los días 21, 22 y 23 de agosto en la desaparecida boite grill El Milodón, donde, a su partida, sus curvas dejaron una estela de suspiros. Esta recordada boite, que animó tantas frías noches magallánicas, funcionó durante largo tiempo en calle Chiloé, donde se ubicaba un supermercado Unimarc hoy cerrado.

Corría 1980, yo era un joven veinteañero y mi barca estaba recién soltando amarras hacia la alta mar de la vida…

Hacia una nueva Constitución 

Al contrario de la Constitución de 1980, esta vez se busca la participación de la ciudadanía en su elaboración. ¿Por qué se realiza un proceso constituyente abierto a la ciudadanía? El objetivo es que la nueva Constitución sea realmente representativa, recogiendo todas las voces que conforman la diversidad de Chile.

¿Cómo será el proceso?

La etapa participativa del proceso constituyente se está desarrollando a nivel local, provincial y regional.
Participación individual. Se realiza a través del sitio
www.unaconstitucionparachile.cl
Los ciudadanos pueden responder la consulta ciudadana para entregar su visión sobre la nueva Constitución.

Encuentros Locales. Ya se desarrollaron los
Encuentros Locales, que fueron para deliberar y priorizar. Su objetivo era establecer un diálogo sobre los principios que deben estar mencionados en la Constitución y para fijar la agenda de la próxima etapa de participación, llamada Cabildo Provincial.

Cabildos Provinciales. Buscan integrar, debatir y acordar. Fueron reuniones abiertas de ciudadanos, que se realizaron en todas las capitales provinciales del país. Se buscaba que los temas prioritarios surgidos en los encuentros locales se manifiesten en una conversación abierta. Se discutieron los valores y principios; derechos, deberes, responsabilidades e instituciones del Estado que debiera contemplar la Constitución. En cada cabildo se levantó un acta donde se plasmaron los acuerdos y desacuerdos.
Cabildo Regional. Para integrar, debatir y acordar. Al igual que los Cabildos Provinciales, los regionales están abiertos a todas las personas interesadas. Se realizarán en todas las capitales regionales. Su objetivo es conocer los acuerdos logrados en las instancias anteriores y dialogar sobre los acuerdos parciales y los desacuerdos para avaluar y generar nuevos acuerdos de carácter regional. Los resultados se plasmarán en el Acta del Cabildo Regional, que servirá como insumo principal para las Bases Ciudadanas.

Bases Ciudadanas (octubre de 2016). Aquí se sintetizarán los acuerdos. Se trata del documento que expresará el conjunto de acuerdos logrados a nivel nacional. El documento incidirá en la propuesta de Constitución que la Presidenta presentará al país.
Todo esto al
menos en el papel, ya que sus críticos sostienen que hay problemas mucho más urgentes, como el de las AFP, que también amerita que todos los ciudadanos aporten sus ideas y sugerencias para mejorar el vergonzoso sistema de pensiones actual. Una sugerencia como botón de muestra. ¿Por qué las AFP no nos pueden dar un aguinaldo en Fiestas Patrias y Navidad de nuestro propio dinero? Buena idea. Que no se crea que es mía, ya que la recogí de una vecina magallánica. Estoy seguro que los chilenos y chilenas podrían aportar muchas buenas iniciativas como esta para mejorar este sistema que es un verdadero crimen social. Para que por fin las jubilaciones sean un verdadero júbilo.
Por último, los detractores señalan que las regiones podrán opinar lo que quieran, pero que al final la nueva Constitución está lista y será hecha por la Nueva Mayoría o que cuando llegue al Congreso la “cocinarán” a su gusto.