Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz
Inmigrantes se manifestaron por la inclusión

Denuncian discriminación de niños por color de piel en colegios

Por La Prensa Austral lunes 1 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
976
Visitas

El acto fue promovido por la Agrupación Colombianos unidos en la Patagonia y el Centro de Integración y Desarrollo para el Inmigrante en la Patagonia.

Medio centenar de personas, la mayoría de ellas inmigrantes, se dieron cita a las 16 horas de este domingo en el bandejón de la Avenida Colón con calle Carlos Bories, con el propósito de crear mayor conciencia respecto de la necesidad de que en la Región de Magallanes se respete el artículo 1º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de tal forma que se vea su llegada como un aporte a la sociedad local.

El acto fue promovido por la Agrupación Colombianos unidos en la Patagonia y el Centro de Integración y Desarrollo para el Inmigrante en la Patagonia (Cidip), instancia en la que se recitaron múltiples peroraciones de diversos actores sociales, además de la presentación de simbólicas expresiones culturales que entretuvieron la jornada que se extendió por una hora.

“La idea de esta jornada tiene que ver con insistir en la necesidad que como sociedad magallánica asentemos las bases para una real convivencia en armonía, que posibilite el respeto y una mayor comprensión por la diversidad cultural, que viene a nutrir nuestra sociedad local. Magallanes es, y así lo señala la gente migrante, una región tremendamente acogedora, pero lamentablemente hemos visto como han empezado a aparecer algunos semilleros que van en contra de la diversidad, por lo que consideramos pertinente esta manifestación que también tiene un sentir preventivo”, explicó Johanna Castillo, presidenta del Cidip.

Al mismo tiempo, la primera manifestación en pro de la diversidad nace desde el llamado de una familia colombiana que hace un par de semanas sufrió en carne propia la agresión brutal de su hijo Carlos Andrés Caicedo Vásquez, joven de 16 años que estuvo con riesgo vital, episodio que -según ellos- ha dado el primer paso para que comiencen a surgir otros llamados de personas extranjeras cuyos hijos están sufriendo discriminación por sus pares en los establecimientos educacionales.

“Me parece una muy buena iniciativa y quiero también que acá en Chile no haya más discriminación, porque nosotros venimos de un país donde hay violencia y nunca nos ha pasado esto, entonces me duele en el alma que le haya pasado esto a mi sobrino”, recalcó la tía del joven agredido Liyi Caicedo, mujer colombiana que lleva ocho años en nuestro país.