Necrológicas
  • Walter Blanco Ortiz
  • Roberto Rojas Zepeda

Descubren aumento de temperaturas en el mar antártico que se esperaban para 100 años más

Por La Prensa Austral miércoles 14 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
485
Visitas

Un grupo de investigadores del Instituto Antártico Chileno realizó un sorprendente descubrimiento mientras se encontraban trabajando en un proyecto sobre el impacto del cambio climático en esponjas marinas. Mientras medían temperaturas frente a la isla Doumer, constataron que el agua tenía un aumento que se esperaba para cien años más, de acuerdo a los escenarios planteados en diversos estudios. Por tercer año consecutivo, estos investigadores hacen su campaña en terreno en la base Yelcho, con el proyecto “Evaluando la utilidad de esponjas antárticas para el estudio del cambio global: Respuestas a nivel individual y de comunidad” que forma parte de la Expedición Científica Antártica, Eca 54, financiado por Fondecyt y dirigido por el biólogo marino César Cárdenas.

“En el verano de 2017 remuestreamos estos sectores y recuperamos los sensores que estuvieron bajo el agua por 12 meses a 10 y 20 metros y encontramos aumentos significativos de la temperatura del agua a corto plazo, registrándose temperaturas de verano que llegaron a 3 ºC, siendo que estas temperaturas se encuentran pronosticadas aproximadamente para el año 2100 por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC)”, expuso Cárdenas.

En los estudios de efectos del cambio climático en organismos marinos, estos son expuestos a temperaturas de 3 y 5 ºC. En temporadas estivales anteriores, se han encontrado en el mismo sector temperaturas de 1.2 y 1.6 ºC, siendo ese el rango de la temperatura promedio para un verano normal.

Recientemente, investigadores del British Antarctic Survey, en las cercanías de la base Rothera, en la isla Adelaida, utilizaron placas calefactoras a profundidades similares creando escenarios de 1 y 2 °C, que corresponden a temperaturas que se esperan en los próximos 50 y 100 años según el IPCC.

Este verano, Cárdenas volvió a la isla Doumer y la medición de temperaturas ha llegado a 1.4 grados Celsius, datos que fueron contrarrestados con la información sobre la temperatura superficial (menos de 1 metro de profundidad) obtenidos en la base estadounidense Palmer, cercana  a la base Yelcho, observando que los patrones tenían cierta coincidencia.