Necrológicas

Desde Buenos Aires viajó colombiano con ovoides de cocaína en su estómago

Por La Prensa Austral viernes 19 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
396
Visitas

Consultadas las policías y Aduanas, no habían registros en la memoria respecto de que en el pasado haya habido un hecho de similares características como el que quedó al descubierto la tarde del miércoles en el paso fronterizo de Monte Aymond, y que terminó con la detención de Ronald Anchico Estupiñán, ciudadano colombiano de 37 años, que viajaba con destino a Punta Arenas, transportando 80 ovoides en su cuerpo, los que había tragado un día y medio antes, para ingresar cocaína a nuestro país.

En el tercer piso del Hospital Clínico de Magallanes permanecía ayer engrillado Anchico Estupiñán, quien por orden del juez Juan Santiago Villa, era fuertemente resguardado por Gendarmería, a la espera de la audiencia de formalización de cargos que se desarrollará a partir de las 12 horas de hoy. Lo anterior, luego que la mañana de ayer, el fiscal encargado de las causas de drogas, Manuel Soto Bassauren, solicitara una ampliación de la detención.

Lo anterior se debatió en una audiencia pública que se desarrolló en el Centro de Justicia de Punta Arenas, sin la presencia del detenido, cuestión que pese a lo poco usual, es avalada de manera especial por la Ley de Drogas.

Los fundamentos para solicitar la ampliación del plazo, el que por norma no puede exceder las 24 horas, fueron fundamentalmente el estado de salud del colombiano, quien hasta el mediodía de ayer no terminaba de evacuar los 80 ovoides que aseguraba había ingerido el martes pasado cuando había iniciado su viaje desde Buenos Aires, ciudad transandina donde tiene domicilio.

Palabras del persecutor

Concluida la audiencia, que dejó en suspenso el proceso judicial hasta este mediodía, el fiscal Soto confirmó que todos los antecedentes apuntarían a que el destino final del detenido era Punta Arenas, por lo que se instruyeron diligencias al OS-7 de Carabineros para determinar a quién venía dirigida la droga, la cual tiene un peso estimado, sin haber sido totalmente periciada, cercana a los 400 gramos, lo que en Magallanes alcanza un avalúo cercano a los 10 millones de pesos, considerando que el gramo se comercializa en el mercado ilícito local a 25 mil pesos.

Añadió que el tráfico de drogas, como en este caso se estaría configurando, arriesga penas que parten en los 5 años y un día de cárcel.

Finalmente prefirió no adelantar pormenores de la formalización, fundamentalmente debido a que mientras se desarrollaba la audiencia, y el imputado permanecía en el Hospital Clínico, se efectuaban diligencias para determinar el tipo de pureza de la droga, y otros antecedentes del viaje de Anchico Estupiñán, en pos de establecer mayores detalles del delito.

Se descartó que el colombiano tuviese residencia chilena o que viajara acompañado.