Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Destacado Premio Nacional de Medicina realzó vinculación entre la universidad y el hospital

Por La Prensa Austral viernes 15 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
137
Visitas

Como parte del ciclo de charlas del proyecto Centro de Excelencia de Biomedicina de Magallanes (Cebima), inserto en el Centro Asistencial Docente y de Investigación (Cadi-Umag) llegó a Punta Arenas el Premio Nacional de Medicina 2010, Rodolfo Armas Merino, médico internista con más de 50 años de experiencia, particularmente en el servicio público. El destacado médico presentó el miércoles, la charla “La responsabilidad de acceder a la educación superior y la investigación esencial en salud”, ante un auditorio Ernesto Livacic repleto de estudiantes de Medicina.

En la exposición, Armas valoró el aporte que ha dado al país la salud pública, recalcando la formación que se requiere de parte de los profesionales de la salud, en particular los que se desempeñan en los hospitales públicos “donde se vive la realidad nacional, donde se atiende al 80% de los chilenos que no puede pagar”, como mencionó durante la poco más de una hora en la que se dirigió a los estudiantes, que lo escucharon con atención.

“Lo que más me llama la atención es la vinculación entre universidad y hospital, la actividad clínica hospitalaria y actividad académica universitaria, que es muy importante. En el medio nacional ha sido motivo de conflicto, la lucha por los campos clínicos, que ha tenido que legislarse, y resulta que no hay enseñanza de médicos sin campos clínicos, los que tampoco pueden funcionar sin médicos, por lo que es una pelea de tontos, que deberían buscar cómo complementarse, y esto lo pueden lograr ustedes”, destacó Armas tras su exposición.

El destacado médico visitó en la tarde del miércoles al intendente Jorge Flies, quien fue su alumno en la Universidad de Chile y ayer dictó una charla en el Hospital Clínico, titulada “Errores en medicina: un reto histórico”. En su recorrido por el recinto hospitalario, Armas lo destacó por “el ambiente que existe, el entusiasmo de la gente y el orgullo de la gente de su región y su encanto de trabajar aquí (…) me sorprende la calidad de este hospital: desde el aseo, el desarrollo tecnológico; cuando veo el búnker que tiene en radioterapia y tienen las mejores máquinas del país, cuando uno ve la sala de controles centralizados todo controlado, yo personalmente no sabía que existía y con una institución de este tamaño, esto es como un sueño”, felicitó.