Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Diferencias de hasta un 23% en el costo total de un crédito hipotecario detectó el Sernac

Por José Lara viernes 7 de agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
216
Visitas

Entre 2.043 UF y 2.519 UF -casi 12 millones de pesos de diferencia- podrían terminar pagando los consumidores que soliciten un crédito hipotecario de 1.500 UF a 20 años, por no evaluar previamente las distintas alternativas existentes en el mercado. Los resultados fueron dados a conocer por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), señalando que estas cifras explican variaciones de hasta un 23% entre el costo total del crédito más barato y el más caro. Asimismo, el estudio estableció que existen diferencias de hasta un 77% en la Cae; y hasta 225 por ciento en el costo de los seguros de desgravamen e incendio con sismo, por lo que la entidad llamó a la ciudadanía a cotizar y comparar antes de contratar.
Los antecedentes para la elaboración de este estudio fueron recogidos entre el 6 y el 9 de julio de 2015, mediante los simuladores e información disponible en la web de cada institución. Para ello, se consideró como base un crédito hipotecario de 1.500 UF, que cubre el 75% del valor de una propiedad de 2.000 UF, a 20 años plazos. Como referente, el estudio consideró un departamento en la capital.
Fueron 44 las instituciones indagadas, desde bancos; agentes administradores de mutuos hipotecarios; cajas de compensación; cooperativas de ahorro y crédito. Del total, el 55% ofrece créditos hipotecarios. De éstos, el 75%, es decir 18 de 24, disponían de información al momento de la recopilación de los datos
El boletín contempló cinco entidades que otorgaban dos meses de gracia y una entidad que ofrecía sólo un mes de gracia al consumidor, del total de 18 entidades.
Carga anual
equivalente
En cuanto a la Carga Anual Equivalente (Cae), se advirtió que un deudor de crédito hipotecario podría estar pagando entre un 3,26% y 5,76% anual (Cae) por un crédito de UF 1.500 a 20 años plazo, explicando diferencias de hasta un 77 por ciento. En el caso del Costo Total del Crédito (CTC), un comprador terminaría pagando entre 2.043 U.F. ($51.243.629) y 2.519 U.F. ($63.182.918), lo que se traduce en casi 12 millones de pesos de diferencia, alcanzando un incremento de 23%.
Otros ítem
En tanto, diferencias de hasta un 66 por ciento evidenció el análisis al ítem gastos operacionales en los sectores de Cajas de Compensación y Bancos, considerando un monto mínimo a cancelar de 18,5 UF ($464.027) y un monto máximo de 30,71 UF ($770.285).
Para lo concerniente a los seguros de desgravamen e incendio con sismo, el estudio constató diferencias que llegaron a 225%, señalando 0,3 UF ($7.525) en el caso del Banco Consorcio y 0,9745 UF ($24.443) en Banefe. El Sernac consignó, además, que al término del pago del crédito, un consumidor podría pagar 72 UF, por este concepto. Es  decir, $1.805.904, mientras que por el seguro más caro podría pagar hasta 233,88 UF, lo que equivale a más de $5.866.000.
Siempre evaluar
La directora regional del servicio, Pamela Ramírez Jaramillo recomendó a los consumidores, que en el caso de los hipotecarios, se debe antes evaluar la oferta de propiedades que ofrece el mercado, ajustándose tanto a las necesidades como a la capacidad de pago. “Es primordial tener una renta compatible con el dividendo. Una recomendación es que el gasto del dividendo no sea superior al 25% de la renta líquida mensual”, aconsejó.
De igual modo, planteó tener especial consideración en el Cae y el CTC, ya que estos indicadores incorporan todos los costos asociados a un crédito hipotecario. Igual atención debe tenerse con los seguros y gastos operacionales, no olvidando que los seguros -aunque obligatorios como desgravamen e incendio- pueden ser contratados separadamente.
Resaltó, además, la directora que las cláusulas abusivas son nulas y el Sernac analiza constantemente los contratos de este mercado. “Es importante que los consumidores exijan y revisen sus pólizas de seguro, en especial, el valor mensual del seguro; el deducible, es decir, la cantidad de dinero que no cubre la póliza y que depende de diversos factores; la cobertura, esto es, los montos comprometidos ante la ocurrencia de los siniestros contratados por el consumidor; y especialmente las restricciones o aquellos factores que no son cubiertos por el contrato” complementó.