Necrológicas
  • Juan Enrique Ruiz Mayorga
  • Eva Florentina Pérez Muñoz
  • Eliana Vicenta Jercic Giner
  • Alisson Hutt Fontt

Dijo hijo de Esteban Livacic en el funeral: “Nuestro padre fue capaz de levantarse una y otra vez y hacer el bien”

Por La Prensa Austral viernes 11 de octubre del 2019

Compartir esta noticia
4.766
Visitas

Un Santuario María Auxiliadora que se copó por la cantidad de gente que llegó a despedir a Esteban Livacic Peruzovic, fue el marco de la despedida final a este sencillo comerciante magallánico, fallecido a pocos días de cumplir 77 años.

El responso estuvo a cargo del padre Santiago Redondo, y a nombre de la familia dio las gracias a los asistentes a la iglesia uno de los siete hijos, Nicolás Livacic,

“Muchos conocieron distintos matices de él. Padre de siete hijos (Julio, Esteban, María Eugenia, Francisco, Nicolás, Juan Pablo y María Paz), de un tremendo corazón, una voluntad de hierro y una capacidad de trabajo incansable. Fue uno de los grandes”.

Probablemente, dijo Nicolás, su propósito lo cumplió y fue exitoso en su vida. “El realmente fue capaz de levantarse una y otra vez. Hacer el bien y sacar a su familia adelante y ayudar a muchas personas que estuvieron a su lado”.

“Acá están todas las personas que trabajaron con él en el Carioca, lo quisieron muchísimo y él los quería mucho a ustedes”.

“Hizo muchas cosas, por personas que nosotros no conocemos, y que probablemente lo hizo en el anonimato, porque no buscaba reconocimientos, sino que sólo hacer el bien a los demás”.

“El que tenga problemas, por favor levantase. Póngase adelante y sigan su ejemplo, una y otra vez, y van a conseguir ese éxito”, concluyó el hijo en el homenaje a su padre.

Los trabajadores del local Carioca, un clásico en el centro de la ciudad, que los futboleros han hecho suyo, estaban muy tristes y despidieron con mucho cariño a su querido jefe.

Mario Varillas Cusevich, ex preso político compartió la detención con Livacic en Bahía Catalina Fach, en 1973. Ayer estuvo en el funeral y recordó que la detención de Esteban fue el 12 de septiembre de ese año, porque alguien lo denunció de pertenecer a las filas del Mir, “algo que nunca fue, porque podía tener ideas de izquierda, pero nada más, porque nunca militó, siendo completamente injusta su detención. Al final, y después de 60 ó 70 días preso y torturado lo dejaron en libertad, sin ninguna culpa”.