Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Dirigentes de Barranco Amarillo siguen esperando un subsidio a buses de recorrido rural

Por La Prensa Austral martes 18 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
219
Visitas

Agotados se encuentran los pobladores del sector rural de Barranco Amarillo, quienes aducen que la existencia de cuatro líneas de buses particulares para el sector, no resuelve el problema de la conectividad con el resto de la comuna de Punta Arenas, por cuanto -al no existir un subsidio al transporte público- los recorridos quedan sujetos a la voluntad de los choferes.

“Los pobladores de Barranco Amarillo, Pampa Alegre y Río Seco no estamos recibiendo el servicio de transporte rural como corresponde. Y esto no tiene que ver con el clima, porque en estos sectores no hay un orden en los recorridos y de los cuatro buses particulares que debieran recorrer estos lugares, sólo hay uno que es el más frecuente. Pero como no están subsidiados, no podemos estampar nuestra queja, sólo señalar que esperamos sostener una reunión con el seremi de Transportes para poder saber cuándo van a llamar a una licitación para resolver el problema que aqueja hace mucho tiempo a quienes residimos aquí”, afirmó a La Prensa Austral, Ana Díaz Soto, presidenta de la junta de vecinos R-6 de Barranco Amarillo.

Díaz asumió hace menos de un mes la presidencia de dicha instancia vecinal, luego de una reestructuración interna, la que va a definir nuevos pasos para poder avanzar en fortalecer la participación vecinal y canalizar en las instancias que correspondan, diversos reclamos que aquejan a los vecinos y que -a juicio de varios pobladores- están entrampando la calidad de vida en la que habitan quienes residen en dichos sectores rurales.

Para Raúl Miranda Carrayola, ex dirigente de Barranco Amarillo, el problema puntual de la escasez de locomoción de transporte público, “ha sido un tema recurrente planteado por los vecinos y al que han esquivado en forma continua las autoridades”. El vecino señaló a La Prensa Austral que muchos pobladores de ese sector, deben afrontar muchos problemas, pero que la falta de conectividad, es algo que nadie ha querido asumir. “Siempre es lo mismo, prometen y no cumplen. Esto genera un agotamiento colectivo, porque no es posible que tengamos que rogar por tener un servicio de transporte público, sobre todo para un sector que es parte fundante de la comuna”, remarcó Miranda.