Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

Doctoras Iduya y Amarales responsabilizaron a la prensa de generar alarma pública con reclamos por atención médica

Por La Prensa Austral miércoles 1 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
2.129
Visitas

Luego de que se hiciera público el reclamo formulado por Víctor Cárdenas y Tania Osorio, por la mala atención que recibieron sus gemelas Constanza y May-ra, la directora (s) del Servicio de Salud, doctora María Isabel Iduya, acompañada de la jefa del Centro de Responsabilidad de Pediatría del Hospital Clínico, doctora Patricia Amarales responsabilizaron a los medios de comunicación de crear una alarma pública que no existe, llamando a ser cuidadosos en la entrega de las noticias.

“Ustedes como medios ayuden a que esto sea proporcional, ya que el equipo de Natales actuó como debe ser… Ayuden a solucionar el problema y no a crear una alarma pública que no existe, seamos serios, si hay profesionales detrás de esto (en el hospital natalino)”, emplazó Iduya, frente a los nuevos cuestionamientos surgidos por la deficiente prestación de salud en dicho centro asistencial, cuyo funcionamiento está en la mira de la población, luego de los sumarios en marcha por el fallecimiento de un bebé de 8 meses.

Frente a falta de insumos, denunciado por los padres de las gemelas, Iduya recordó que ante la alerta sanitaria decretada por el Minsal por un problema de contaminación, se retiró el Nam prenatal, sin embargo aseguró que fue un problema puntual. “Hablen con el equipo de Natales y cuando publiquen muestren a la gente que está haciendo su trabajo allá. Creo que hay que ser cuidadosos en la forma en que se están publicando las noticias porque en este momento hay un grupo de funcionarios, no sólo médicos que se esforzaron en atender a una mamá que tuvo un parto de urgencia (otra atención realizada en Natales) y que hoy también están siendo denostados públicamente”, remarcó.

Férrea defensa

A raíz de los últimos cuestionamientos, la directora (s) del Servicio de Salud hizo una férrea defensa del hospital natalino, impugnando el actuar de los padres, a quienes acusó de maltrato.

Detalló que en primera instancia las dos lactantes fueron evaluadas por el personal de Puerto Natales. En relación a Constanza aeroevacuada al Hospital Clínico, el traslado se hizo debido a la evaluación clínica realizada por el equipo de Natales en coordinación con el equipo de Punta Arenas, que definió que lo mejor para la bebé era ingresar a un establecimiento de mayor complejidad porque su condición de salud podría complicarse con el transcurso de las horas. En cuanto a su gemela Mayra, se establecieron coordinaciones con el equipo de Punta Arenas, estableciéndose que necesitaba observación en una unidad de menor complejidad, es decir, podía ser internada en el Hospital de Puerto Natales, siendo derivada por la presión del medio.

Acusan a los padres de maltrato

Según Iduya, el equipo del Hospital de Natales, refiere que recibieron malos tratos por parte de los padres, tanto en la hospitalización de la primera bebé como en el Servicio de Urgencias. Negó, asimismo, que no se hayan dado las condiciones de traslado y descartó que existiera la necesidad urgente de evacuarlos. “La única Uci Neonatal de esta región está en Punta Arenas, por lo tanto si se espera un agravamiento de su condición corresponde hacer un traslado, que es evaluado por profesionales y eso ocurrió”, remarcó.

Situación crítica en Pediatría

El proyecto de rescate neonatal y pediátrico en Punta Arenas, está funcionando desde 1996.

Para la jefa del Centro de Responsabilidad de Pediatría del Hospital Clínico, doctora Patricia Amarales, en el caso de las gemelas natalinas lo que se está haciendo “es crear una alarma innecesaria, a mí personalmente me ha tocado rescatar a guaguas de todos lados y ha funcionado por años”. Ciertamente molesta planteó que “así como nos exigen a nosotros que seamos profesionales en lo que hacemos, a mí me gustaría exigirle a los periodistas que sean profesionales en lo que hacen y que por lo menos tengan el conocimiento de lo que informan”.

La primera gemela, Constanza, llegó en buen estado y durante la tarde aumentó su compromiso respiratorio y fue conectada a ventilación no invasiva. Su hermana, Mayra, está sin requerimiento de oxígeno, sin dificultad respiratoria, sin nivel de complejidad.

A los casos anteriores, se sumaron ayer otras dos guaguas, un bebé prematuro de 1.700 gramos que se trasladó en incubadora desde Puerto Natales, que era el paciente de mayor riesgo. El otro traslado, correspondió a un niño por estatus convulsivo que requirió una ventilación asistida. Está en buenas condiciones.

Se espera el arribó de otros dos bebés de tres meses provenientes de Porvenir, infectados por el virus respiratorio sincicial, y que probablemente también van a necesitar apoyo ventilatorio.

Por último, Amarales reconoció que están enfrentando una situación crítica en el Centro de Responsabilidad de Pediatría, donde hay una cama disponible, por lo que no ayuda a que se cree “una alarma innecesaria”.