Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Domingo Rubilar: “Si un funcionario municipal afirmara que yo he intentado coercionarlos para buscar apoyo a la reelección de Emilio, esa persona estaría faltando a la verdad”

Por La Prensa Austral domingo 24 de julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.547
Visitas

Casi 500 firmas incluyó la lista de apoyo que fue presentada ante la Notaría Silva el pasado viernes, y que permitieron oficializar la inscripción a la reelección como candidato independiente del alcalde Emilio Boccazzi Campos.

La incorporación en dicho listado, de un número no menor de funcionarios y trabajadores municipales, no pasó como un hecho inadvertido, llegando incluso a instalarse en la mesa del último Concejo Municipal efectuado la semana pasada. En esa ocasión, el concejal Vicente Karelovic, afirmó en el punto “varios” de la tabla temática del cuerpo colegiado que contaba con antecedentes que revelaban que al menos un centenar de funcionarios a honorarios del municipio puntarenense habrían sido “conminados” a concurrir a la Notaría Silva, a estampar su apoyo a la reelección alcaldicia de Boccazzi.

Consultado por El Magallanes, el concejal Karelovic precisó que los nombres de las personas que habrían instigado a otros trabajadores del municipio, para que la lista de adhesión al alcalde en ejercicio fuera engrosada, serían los militantes del PPD (Partido Por la Democracia) Domingo Rubilar Ruiz y Luis Pérez Zúñiga, quien últimamente ganó la reelección como timonel regional de la colectividad.

El edil pro RN (Vicente Karelovic) calificó a Rubilar y Pérez como “operadores políticos”, cuyos nombres además aparecían consignados en la web de transparencia municipal, ostentando sueldos que superan el millón de pesos, registrando como funcionarios “expertos en diseño de políticas públicas”. Constatada dicha información en el portal del municipio, aparecían consignados los cargos de Domingo Rubilar y Luis Pérez, con estudios de enseñanza media completa.

Contactado el presidente regional del PPD, Luis Pérez sobre las acusaciones vertidas por Vicente Karelovic, expresó en forma breve que “en democracia, el edil está en su derecho de emitir sus opiniones”.

Domingo Rubilar, en tanto, fue más extenso en sus declaraciones y optó por conceder una entrevista telefónica a El Magallanes,  afirmando que las observaciones de Karelovic debían ser cursadas por vías formales.

– ¿Qué puede decir de las acusaciones vertidas por el concejal Karelovic, quien señaló que contaba con denuncias, de personas -cuyos nombres no podía revelar- a razón que podían ser despedidas del municipio?

– “Si efectivamente el concejal Karelovic tiene denuncias sobre acarreo de inscripciones a la Notaría Silva, lo que corresponde en un estado de Derecho es hacer llegar esos documentos en instancias como la Unidad de Control Municipal. Incluso si va más allá, puede dirigirse al Tribunal Calificador de Elecciones o si lo estima necesario, al Ministerio Público. Yo puedo decir que jamás en mi vida he participado de acciones relacionadas con conductas dictatoriales. Son otras personas de esta ciudad las que tienen que dar respuesta sobre prácticas de este tipo, personas que participaron durante 17 años en una dictadura que verdaderamente asesinó y mató”.

– Sin embargo, no es la primera vez que en sesiones públicas de Concejo Municipal usted aparece aludido como un “operador político”…

– (Interrumpe) “Bueno, si como “operador político” se están refiriendo a aquellas personas que -ocupándose del quehacer público y la vida política de la comunidad- hacen cosas que tienen que ver con esas materias, yo podría señalar que los concejales, los alcaldes, los intendentes y los Presidentes de la República podrían enmarcarse en lo que se me acusa. Si se refieren a eso, yo puedo afirmar que estoy en la vida política desde los tiempos en que fui dirigente estudiantil secundario y universitario…”.

– Entonces usted descarta de plano que alguien pueda haberse sentido intimidado a concurrir a estampar su firma en la Notaría Silva, so pena de que no se le renueve el contrato en el mes de octubre.

– “Los dichos del concejal Karelovic se enmarcan en el contexto de “la política chica”, que caracteriza a Punta Arenas. Todo esto tiene que ver con querer inventar un clima de adversidad y contradicción, lo que no le hace bien ni a la comuna ni a la ciudad. Como tampoco tiene que ver con el papel que la ciudadanía le entregó a quienes resultaron electos en el proceso electoral municipal anterior, que son los propios concejales”.

– ¿Cuál es su rol hoy en el municipio de Punta Arenas?

– “En el tema de fondo, yo estoy abocado a que Emilio Boccazzi sea reelegido como alcalde y en estos tres meses que restan hasta el 23 de octubre, en mi vida ciudadana y como un magallánico más, voy a dedicar parte importante de ese tiempo para intentar cooperarle en su propósito a ser reelecto como alcalde de Punta Arenas.

Mi relación con Emilio tiene que ver con materias que están vinculadas a prestar asesoría en materia de políticas públicas. Y eso, estoy dispuesto a conversarlo en las instancias que sean necesarias y pertinentes, incluso con el propio Concejo Municipal, si ellos así lo requieren. En eso no tengo inconveniente”.

– Y en ese rol, ¿también le ha tocado propiciar apoyos internos en el municipio hacia el actual alcalde?

– “Mire, si un funcionario municipal afirmara que yo he intentado coercionar el apoyo a la reelección de Boccazzi, esa persona estaría faltando a la verdad. Hay personas que fueron parte de regímenes autoritarios y, por lo tanto, hoy tienen las mismas prácticas que tuvieron en esos años y hoy se disfrazan de democráticos (…) Yo tengo muchos amigos y amigas que trabajan en el municipio, en distintas modalidades contractuales. No hablo de 20 personas, hablo de muchas, tanto quienes trabajan en modalidad a honorarios, a contrata, como de planta, que han hecho una vida profesional y una carrera funcionaria. Con muchos de ellos, tengo coincidencias en las ideas políticas y diferencias. Con quienes tengo coincidencia, tengo la certeza que juntos vamos a apoyar el intento de reelección de Emilio y en eso no hay ninguna complicación”.

– ¿En qué año ingresó al municipio?

– “Siempre he prestado servicios a honorarios en el municipio de Punta Arenas. Estuve en esa calidad en el período de Vladimiro Mimica, anteriormente hice un par de trabajos en el gobierno comunal de Nelda Panicucci y también en esta administración (Boccazzi) entré después de un año de haber asumido el actual alcalde, para asumir las mismas tareas de asesoría en políticas públicas”.

Trayectoria

– ¿Cuál es su formación académica?

– (Ríe a carcajadas) “Me habían comentado que ha habido un intento de ningunearme, a través de los dichos de La Prensa Austral…pero te voy a contar que no tengo un título profesional y que, efectivamente, tengo una licencia de 4º medio, pero tengo estudios superiores en Ciencias Políticas y estudié Filosofía en la Escuela Superior de Economía y Política de Hamburgo en Alemania. Además, trabajé en un proyecto académico que tenía que ver con la influencia de la Iglesia Católica en el desarrollo de América Latina. En materia académica, más allá de no contar con el título formal, puedo decir que cuento con la formación y las competencias para poder estar abocado a la formulación y el diseño de políticas públicas.

Además tengo una experiencia política bastante extensa. Fui consejero regional de Magallanes, fui seremi de Trabajo y Previsión Social, trabajé para la Presidencia de la República en el Ministerio durante el primer gobierno de la Presidenta Bachelet. También trabajé para la Subsecretaría de Desarrollo Regional, prestando servicios en la ciudad  de Santiago. Si quieres te puedo hacer llegar mi currículum sobre el expertizaje que tengo en materia de política pública…”.

– Y después de una larga trayectoria en el mundo público y político, usted hoy se desempeña como trabajador a honorarios del municipio de Punta Arenas.

– “Así es. Incluso soy el primer vicepresidente de una de las asociaciones de trabajadores a honorarios del municipio y en esta asociación en que yo participo, hay alrededor de 60 personas en la  calidad contractual, es decir, a honorarios”.

– ¿Su contrato llega hasta el mes de octubre?

– “No sólo mi contrato, sino el de la gran mayoría de los trabajadores a honorarios que efectivamente dura hasta el mes de octubre”.

– ¿Su contrato finaliza después de las elecciones municipales?

– “Sí, pero no hay ninguna relación con eso. Hay una situación que tiene que ver con el manejo presupuestario del municipio y ese tema lo conozco muy bien, porque ha sido parte de la dinámica de los ‘dimes y diretes’ de nuestra ciudad, que es pequeña en esta materia. No hay relación en que haya o no elecciones municipales, con el término de los contratos a honorarios, porque incluso ellos podrían haber durado hasta junio y eso no ocurrió”.

– …O igual podrían haberse extendido hasta diciembre.

– (Muy molesto) “Mira, si en el mes de octubre se tiene que prescindir de mi persona, yo no tengo inconveniente en retirarme, pero ese es un tema de facultad absoluta de quién va a tomar las decisiones en el campo administrativo del municipio. Además puedo asegurarte -porque el tema técnico también lo conozco muy bien- que la mayoría de las personas que trabajan en la modalidad de honorarios del municipio de Punta Arenas va a llegar hasta el 31 de diciembre en sus funciones. Entiendo que en el área de la administración municipal, el alcalde está viendo de qué manera genera la modalidad de recursos, que permitan que la gran mayoría de los trabajadores que desarrollan sus funciones en un estado de precariedad contractual -como es la de honorarios- tenganasegurado el año laboral y eso sea coincidente con el servicio que tienen que prestarle al municipio, a la comuna de Punta Arenas”.