Necrológicas
  • Juan Bautista Haro Vidal

Donación de órganos: seis parejas están en estudios para trasplante

Por La Prensa Austral lunes 6 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Una paciente magallánica trasplantada de riñón gracias a un donante cadáver y otras seis parejas en estudios de compatibilidad para trasplante por donante vivo, es parte del balance anual regional sobre esta dramática realidad, en que, además, no se han reportado procuramientos de órganos durante 2019. Los últimos donantes datan de 2017.

Las donaciones de órganos y tejidos pueden ser por donante vivo, es decir, es aquella persona que dona un órgano o una parte de él, sin que esto le impida continuar su vida con un buen estado de salud, mientras que un donante fallecido, es aquel paciente que, una vez muerto, su familia confirma la voluntad de donar sus órganos.

A contar de 2017 se aprobó la donación cruzada que implica que una pareja donante-receptor relacionada (según los criterios previamente expuestos) que no sean compatibles, podrán ingresar a un listado nacional de parejas donante-receptor no compatibles donde se cruzarán y se analizarán opciones de compatibilidades cruzadas entre las distintas parejas de esa lista. También existirá la posibilidad que cualquier persona pueda donar (si su salud se lo permite) un órgano de manera anónima y altruista al listado nacional de receptores.

Actualmente en el caso de fallecimiento de una persona que inscrita como donante, se consulta con la familia si desean respetar la decisión que tomó en vida. Sin embargo, la familia puede negarse a donar si así lo desea. Con la nueva Ley de Trasplante se busca aclarar y validar el actual registro de no donante, ya que muchas personas desconocen que están en el Registro Nacional de No Donante ya que nunca han expresado su negativa. El plazo para hacer este trámite expira el 12 de marzo del 2020. “Desde ese momento en adelante el Registro Civil a su vez, tiene seis meses para depurar el registro. Quienes no hagan este trámite, desde el 12 de septiembre del 2020 serán considerados donantes.

El tiempo que transcurre desde que se extrae hasta que se implanta un determinado órgano se conoce como tiempo de isquemia. Este período varía según el órgano, por lo que los equipos de salud involucrados en el proceso de procuramiento y trasplante, deben actuar con la mayor rapidez posible, y así evitar su deterioro. En el caso del corazón es de hasta 4 horas, los pulmones hasta 6, el hígado hasta 12 horas, los riñones hasta 24 horas, el páncreas hasta 6. Por las condiciones geográficas de Magallanes, en la región sólo se pueden donar aquellos órganos en los que el tiempo de isquemia es mayor.