Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Drama social en población El Pingüino parece no inmutar a la autoridad

Por La Prensa Austral miércoles 5 de agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.259
Visitas

Literalmente “sobreviviendo a la intemperie” se encuentran las personas que lograron milagrosamente salvar con vida, luego del incendio acaecido la madrugada del pasado domingo en la calle Bahía Decepción de la población el Pingüino.

El drama de parte de los damnificados ha logrado despertar sólo la solidaridad vecinal, además de la de un grupo de voluntarios de la organización “Puro Corazón”, organización sin fines de lucro que se encuentra impactada por la desgraciada situación, que transformó en cosa de segundos, a diez grupos familiares “en personas en situación de calle”.

Los sobrevivientes del devastador incendio, procedieron desde ayer a usar un chulengo -ofrecido por un vecino- para calentar agua y poder ingerir algún tipo de alimento que les permita sortear las bajas temperaturas que se han dejado sentir desde ayer en Punta Arenas. Así, Daniela Mancilla Portolán, Fernando Tello Tello, junto a Osvaldo (quien no quiso dar a conocer su apellido), se hayan instalados desde ayer en el patio de la vivienda que albergaba en su interior al menos seis piezas en arriendo, develando una cruda realidad que no asoma en las encuestas de ninguna entidad regional.

A ello, se añade que cuatro habitaciones traseras, se ubicaban en el sector del patio, subdivididas en espacios mínimos, sin servicios básicos de agua, luz, o gas. Tampoco disponían de un baño con las condiciones mínimas de habitabilidad, debiendo defecar en un balde dispuesto en el patio, a raíz de que el hacinamiento de los arrendatarios dio lugar a que se taparan las cámaras de aguas servidas.

Sollozando al testimoniar su realidad, Daniela Mancilla Portolán, informó a La Prensa Austral que -luego del siniestro- nadie se ha hecho presente en el sitio del suceso, salvo bomberos que llegó a realizar los peritajes en el lugar siniestrado.

“Cuando fui a la municipalidad me informaron que nos podían dar 80 mil pesos como apoyo, dinero que para una emergencia como la nuestra, parece una burla”, aseveró Mancilla, cuyo espacio, si bien -no alcanzó a ser siniestrado- el fuego y el agua se llevó prácticamente todas sus pertenencias. Ello, debido a que por temas de espacio, la mercadería de ropa que ella tenía para vender, la albergó en la propiedad principal, misma casa que quedó convertida en cenizas. Los materiales de construcción de su pareja también resultaron totalmente calcinados.

Organización “Puro Corazón”

Para Carlos Ampuero, presidente de la entidad de voluntariado “Puro Corazón”, la situación de extrema pobreza develada tras el siniestro del pasado domingo, no es nueva. “Hemos conocido dos situaciones de similares características durante el presente año en la ciudad de Punta Arenas. Hay poblaciones donde la gente procede a subdividir sus viviendas y ofertarlas en arriendo, sin contar con las condiciones mínimas para habitarlas. Lamentablemente ningún servicio público pesquisa ese tipo de situación y por lo mismo, ese tipo de calificación para medir la pobreza no se encuentra en los catastros”, relató Ampuero.

Notoriamente abatido por lo sucedido con las personas que hoy se encuentran afectadas por el siniestro de población El Pingüino, Carlos Ampuero planteó que ya conocían a una de las parejas que residían en dicho lugar, a raíz del trabajo en terreno que dicha organización desarrolla en la comuna.