Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Ejército desenterrará cerca de 150 minas antipersonales en la comuna de San Gregorio

Por La Prensa Austral miércoles 20 de enero del 2016

Compartir esta noticia
181
Visitas

El lunes de esta semana el Ejército comenzó la última etapa para despejar la zona austral de minas antipersonales. Este programa es en el marco del desminado humanitario que se está realizando a nivel nacional para cumplir con el Tratado Internacional de Ottawa.
Habiendo limpiado 14 de los 16 campos, el personal militar se trasladó al sector de Laguna Timone, comuna de San Gregorio, para extraer los artefactos explosivos del denominado hito 22. En este lugar estiman que deberán desenterrar alrededor de 150 de estos mecanismos, calculan que podrán dar término a la faena para mayo de 2017. Posteriormente continuarán su labor en alrededores de Río Chico, en el hito 17, la culminación de los trabajos podría ocurrir dentro del primer trimestre del año 2019, dando así la liberación oficial de la Región de Magallanes de minas antipersonales y cumpliendo de manera cabal el compromiso asumido por el Estado de Chile para levantar la totalidad de los campos minados antipersonales al año 2020.
Se desconoce el
total de minas
Cabe destacar que ambos hitos no tienen registros de cuantas artefactos fueron instalados. El Ejército explica que estas fueron enterradas durante la época de los años 70 (conflicto del Beagle), y debido a la condición de ese tiempo no se hizo un registro.
“Si bien es sacrificado estar lejos de la familia, del hogar. También constituye un orgullo estar trabajando y saber que uno es parte efectiva de este importante desminado en la zona austral. Entre los compañeros se considera mucho los riesgos, pero también lo vemos como un trabajo profesional, por eso tomamos las medidas de resguardo que corresponden para evitar al máximo los potenciales peligros que existen” señala, el subteniente Sebastián Sierra, comandante sección mecanizada compañía de desminado humanitario.
Dificultades en terreno
El terreno, según explicó personal del Ejército, presenta dificultades de todo tipo, para empezar el campo minado se encuentra en un cerro de pendiente ascendiente, habiendo sólo un pequeño espacio plano, en segundo lugar hay presencia de minerales y rocas que dificultan la detección manual de las piezas explosivas, ya que los aparatos usados para encontrarlos detectan metal y no minas, en tercer lugar el viento del lugar, el cual llega a los 80 kilómetros por hora, se vuelve un factor a considerar debido a que complica las medidas de seguridad y compromete la evacuación del personal en caso de emergencia. Debido a estas condiciones las extracciones serán 40% mecánico y 60% manual. Cabe destacar que los planes de extracción se suspenderán durante el invierno, ya que el frío extremo imposibilita una adecuada detección.
Equipo humano
28 hombres, con al menos un año de experiencia, son los encargados de despejar la zona. La unidad está organizada con una sección de desminado mecanizado que cuenta con una máquina blindada especializada en la labor y conducida por control remoto, también hay un equipo que realiza la misma labor pero de manera manual. También se encuentra en el lugar personal civil de apoyo, como médico, cocinero, enfermero y conductores especializados para la ambulancia y camión grúa.
En cuanto al régimen de trabajo para este campo minado, el plan es de 14 días funcionamiento por 7 días de detención, con una jornada única de 8 horas diarias. En el caso de las cuadrillas de desminado manual, diariamente tendrán un sistema de 40 minutos de trabajo por 30 de descanso, dando así cabal cumplimiento a los estándares internacionales de seguridad en cuanto a modalidad de trabajo para este particular y riesgoso oficio.