Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

“El avance ha sido relativamente poco porque las cadenas no cumplen estrictamente con la normativa”

Por La Prensa Austral lunes 11 de enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
107
Visitas

En medio de los procesos de fiscalización que se han desarrollado por parte de la autoridad, el seremi de Salud, Oscar Vargas Zec, destacó los avances que se produjeron con la aprobación del reglamento de la Ley de Fármacos, sin embargo explicó que el incumplimiento por parte de las farmacias ha limitado el impacto de esta normativa.

“Se pretende lograr un mejor y mayor acceso a los medicamentos. Ahí el avance ha sido relativamente poco porque las grandes cadenas no cumplen estrictamente con la normativa por eso se han levantado los sumarios sanitarios”, explicó la autoridad.

Agregó que, desde que entró en vigencia la Ley de Fármacos, durante el año 2015, la secretaría regional ministerial de Salud y el Ministerio de Salud han estado llevando adelante una fiscali-zación relativamente intensiva particularmente de lo que sucede con las cadenas que representan el 80% de las ventas de farmacias, el resto se distribuye en cadenas pequeñas o independientes.

Comentó que se revisan los elementos de la ley que han sido puestos en vigencia con la norma y su reglamento.

En la última fiscalización, hubo una farmacia que no accedió a mostrar los contratos de trabajo de los funcionarios y eso dio origen a un sumario sanitario porque la ley otorga la posibilidad de entregar al Mi-nisterio de Salud la facultad de revisar la existencia de incentivos a la venta de medicamentos, tema que se produce en las grandes cadenas de farmacias. “Acá hay un incentivo perverso porque no permite que la gente tenga un libre acceso a los medicamentos, sin que sean guiados por los dependientes de cada farmacia”, sostiene la autoridad.

Dijo que es un avance la disponibilidad de los fármacos en cuanto a que haya un listado mínimo que debe estar. Además, añadió que siempre debe haber un listado de los bioequivalentes. Precisó que también es un logro –en la medida que se cumpla la norma- el que no hayan incentivos a la venta porque, en caso contrario, el dependiente intentará vender el medicamento de mayor valor.

En este contexto, se ge-neró la Comisión Especial de la Cámara de Diputados que investigará el alto precio de los medicamentos y el rol de los organismos para reducirlos. Se trata de un grupo parlamenta-rio que cuenta con un plazo de seis meses para indagar este mercado.

Al respecto, la diputada Karla Rubilar, integrante de esta comisión, explicó que en esta instancia por primera vez se va a poder escuchar cómo funciona el proceso de regulación, de fiscalización, qué es lo que pasa en el acceso a los medicamentos a los consultorios, a los hospitales, qué sucede con las farmacias, además de verificar el uso de bioequivalencia.

Esta es una comisión que va a desarrollar una labor amplia y que deberá generar respuesta respecto de medicamentos como bienes esenciales y no medicamentos de consumo.