Necrológicas
  • José Ramón Ampuero Guzmán

El centro de eventos que se licitó y nunca se ejecutó en el Parque María Behety

Por La Prensa Austral viernes 17 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
2.697
Visitas

Como dijo el arquitecto Dante Baeriswyl, el recinto hoy está “convertido en una bodega”, y “un sitio eriazo, con una laguna y un par de cosas”.

Hace 21 años la comuna de Punta Arenas se ilusionaba con el centro de eventos que las autoridades de la época proyectaban construir en el Parque María Behety.

La licitación de los diseños se la adjudicaron dos grandes arquitectos magallánicos: Dante Baeriswyl y el fallecido Danilo Fernández.

Los costos, unos mil millones de pesos de esa época, llevaron a que la Dirección de Proyectos Urbanos del Ministerio de Vivienda anunciara una licitación internacional.

Sergio León, asesor del entonces ministro Sergio Henríquez, no escatimó elogios, calificando la propuesta de los profesionales como “uno de los mejores proyectos de parques que hemos tenido en todo el país”, entre ocho que llegaron al nivel central

Al parecer los elogios no fueron suficientes porque con el paso de los años, finalmente todo quedó en nada.

Dos décadas después, La Prensa Austral conversó con uno de los autores, Dante Baeriswyl. Recordó que la idea del proyecto era satisfacer una sentida demanda, porque Punta Arenas no tenía un centro de eventos amplio, para realizar encuentros, conferencias y reuniones. Incorporaba una cafetería, lugar de reuniones, salas de estar y salas de conferencias.

“Recuerdo que se llamó a un concurso de  ideas y proyectos y nuestra propuesta fue la que ganó. Consistía en grandes salones que se podían dividir, algo que hoy es común en todas las ciudades, para todo tipo de manifestaciones”.

El proyecto se desarrolló y plasmó en una maqueta, planos y una serie de documentos.

Coincide en que “fue una idea bastante futurista”, para ser ejecutada en la explanada del Parque María Behety, cosa de darle más vida a este recinto.

Consideraba un amplio estacionamiento y el parque terminaba siendo como el antejardín de las instalaciones.

“Proyecto murió”

Baeriswyl considera que fue un proyecto bien desarrollado, “pero que lamentablemente murió”.

Las 24 hectáreas de terreno del sector sur de Punta Arenas fueron donadas el año 1938 por la familia Menéndez Behety a la Municipalidad de Punta Arenas, con el propósito de convertirlo en un parque urbano.

Por eso el año 1996 las autoridades de la época del Minvu decidieron incluir este recinto dentro de su Programa de Parques Urbanos.

El Ministerio de la Vivienda financiaría 544 millones de pesos. El gobierno regional aportaría $365 millones y la municipalidad 94 millones de pesos. Los fondos regionales provendrían del Fondo para el Desarrollo de Magallanes, Fondema.

Hoy, a 21 años de aquel emblemático proyecto urbanístico, nada se avanzó y el Parque María Behety sigue igual.

Como dijo el arquitecto Baeriswyl, “convertido hoy en una bodega”, y un “sitio eriazo, con una laguna y un par de cosas”.

Por eso le sugiere a la municipalidad sacar de ese recinto las instalaciones que tiene, como galpones, y llevarlas a otro lugar.

A estas alturas debiera ser el parque de la ciudad, para lo que fue creado, donado para parque y esparcimiento de todos los magallánicos.