Necrológicas
  • José Guillermo Alvarado Calisto
  • Daniel Salvador Paredes Carriel
  • Carlos Rivas Bórquez
  • Andrés Hernández Silva
  • Patricio Peñamonde Cárcamo
  • Olga Ibarra Henriquez

El dolor de una familia tras la muerte del papá y la “batalla” para poder cremar sus restos

Por La Prensa Austral miércoles 15 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Han sido días muy dolorosos para la familia de Carlos Navarro Mateluna, jefe de hogar que falleció el 29 de diciembre pasado, a los 62 años, a consecuencia de una enfermedad. Tras el penoso desenlace, sus deudos comenzaron el proceso de los ritos fúnebres para el último adiós. Fue justo, en este momento complejo, en que la familia debió librar una verdadera batalla para cremar sus restos en el Cementerio Municipal y con ello cumplir su última voluntad.

Carlos Navarro murió cuando faltaban apenas dos días para el término del año, así que a los familiares le explicaron que por la fecha (fiesta de Año Nuevo) la cremación se realizaría los primeros días de enero a lo cual accedieron.

La viuda Silvia Fernández España explicó que los problemas comenzaron para realizar el pago, ya que una funcionaria del campo santo les exigió el pago total de una sola vez por la incineración, es decir 920 mil pesos al contado.

A pesar del reclamo de la familia, que fundamentó que no todas las personas pueden pagar esa cantidad en un día, los funcionarios no cedieron en su postura. Pero cuando iban a cancelar la cremación se les señaló que ello no se podía concretar porque faltaba la autorización de la seremi de Salud, lo cual fue descartado por la autoridad sanitaria, informando que las solicitudes en ese sentido sólo toman un día en entregarse y en este caso había sido autorizado hacía más de una semana.

Carlos Alejandro Navarro Fernández, hijo del difunto, manifestó que los restos de su padre estaban en un nicho provisorio, cuando la familia recibió una llamada el día viernes 10 de enero pasado para avisarles que la cremación sería el lunes siguiente a las 14,30 horas. El lunes la familia recibe otra llamada donde les avisa que la cremación se va a realizar a las doce del día, sin embargo a los minutos después vuelven a recibir otra llamada comunicándoseles que la incineración se efectuaría el martes a las nueve de la mañana, pero eso tampoco se concretó y le dieron otra hora para la cremación.

En esta tramitación el cuerpo permaneció en la puerta del crematorio durante el día de ayer y mientras tanto la familia esperando la cremación para poder vivir el duelo.

Finalmente fue cremado pasadas las 17 horas de ayer y se espera que hoy le entreguen la ánfora a la familia.

Reclamo

Entre el dolor y la molestia, la familia interpuso un reclamo a través de la página de la Municipalidad de Punta Arenas, en el link de la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias, fue ese el medio donde manifestaron su molestia. “Hasta cuando juegan con los sentimientos de la gente, este no es un proceso fácil… No puede ser tan mala gestión del personal administrativo de este campo santo y la poca empatía con la gente que vive un duelo, no es fácil la partida de un ser querido y ahora después de 14 días volvimos a pasar por los problemas de atención. Como familia estamos molestos y esperamos que esto se solucione pronto por el bien del resto de la gente que vive la pérdida de un familiar”.