Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

El drama de los ex trabajadores de Comercial Arecheta que esperan remate de propiedad para cobrar sus indemnizaciones

Por La Prensa Austral lunes 10 de septiembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
4.040
Visitas

Cansados y burlados por parte de la justicia aseguran sentirse Alberto Arias Pazo y Angela Oyarzún Velásquez, dos de los ex siete trabajadores de Comercial Arecheta, quienes pese a ganar un juicio laboral hace casi dos años, hasta la fecha no han conseguido cobrar sus indemnizaciones, que en total suman casi 250 millones de pesos.

Arias y Oyarzún visitaron La Prensa Austral para exponer su drama que arrastran desde comienzos de 2016, cuando escogieron la vía del autodespido para poner fin a su relación laboral con las empresas Nandwani, continuadora del giro comercial de la antigua firma magallánica Arecheta.

Los siete trabajadores se desempeñaban en los talleres y oficinas de Comercial Arecheta, en la tradicional esquina de Avenida Colón y Libertador Bernardo O’Higgins, cuya propiedad debió haber salido a remate a comienzos de año, sin embargo la subasta ha sido postergada en tres oportunidades por el Juzgado Laboral de Punta Arenas.

“El remate ha sido suspendido tres veces de manera infundada”, asegura el abogado demandante Luis Díaz Coñuecar, quien adelantó que esta semana ingresará un recurso de queja -ante la Corte de Apelaciones- en contra de la jueza subrogante del Juzgado del Trabajo, Patricia Machuca, quien acogió una solicitud que en tal sentido formuló el abogado de la parte demandada, Marcos Ibacache, luego de que reclamara que el procedimiento de remate -fijado para este 7 de septiembre- se encontraba viciado.

El fallo laboral en fase de cobranza se arrastra desde el 26 de noviembre de 2016. A la fecha la liquidación de lo adeudado a los siete ex trabajadores asciende a la suma de 244.286.958 pesos.

Alberto Arias, quien era jefe de taller de Arecheta, había entregado 52 años de su vida a la empresa. “Estoy muy sentido, no con los actuales dueños (la familia Nandwani), sino con los continuadores de la sociedad comercial Domingo Arecheta, a quien conocí y trabajé codo a codo con él en los inicios de la empresa. Es impresentable todo lo que hemos vivido en estos dos años los ex colaboradores”, reclama este ex trabajador, quien por estos días vive el duelo de haber perdido a su esposa de casi toda una vida, Mercedes Cisternas Barría (72), fallecida hace 10 días a causa de un derrame cerebral fulminante. Ella partió de este mundo con la pena de ver que su marido no podía cobrar su indemnización.

Angela Oyarzún, otra de las demandantes en la causa laboral, fue secretaria de la firma Arecheta por 40 años.

El bien raíz embargado a comienzo del juicio y que saldrá a remate próximamente, fue vendido el 31 de julio de 2015 a la Sociedad Comercial e Inmobiliaria Ene S.A. por Sociedad Comercial Arecheta, en la suma de 240 millones de pesos, según consta en la escritura pública respectiva.