Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

El drama de una embarazada desalojada de su casa a dos semanas de dar a luz

Por La Prensa Austral martes 12 de julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.197
Visitas

Roberto Martínez Arriaza
rmartinez@laprensaaustral.cl

Angustiada y con una frustración que se manifestaba en las lágrimas que caían por su mejilla, Patricia Vargas Velásquez (42) contemplaba durante la mañana de ayer cómo un grupo de personas que no conocía retiraba sus enseres desde el hogar en el cual habitó por más de veinte años y los depositaba y amontonaba en la acera, situación que se produce a dos semanas de dar a luz a su sexto hijo.
Hasta ayer, ella y tres de sus hijos permanecían en una casa situada en el barrio Playa Norte. Desde un inicio, aquel espacio le pertenecía a unos tíos de su ex pareja Luis Gueicha Guineo, los cuales hace un año habrían puesto en venta dicho terreno, logrando dar con un comprador que notificó a Patricia hace diez meses que tenía que desarmar su casa y abandonar el lugar.
“Don Roberto Saldivia Gueicha vendió este sitio y dejó fuera a sus dos hermanos. Uno de esos era el papá de mi ex marido, don Luis, que falleció y de hecho él estaba con abogados para impugnar la venta. Así, de un rato para otro ellos llegaron, vendieron, se repartieron la plata y se fueron cada uno por su lado. Uno se fue a Río Gallegos, el otro se quedó acá y no sé ni adónde vive”, explicaba entre sollozos.
Según afirma, desde que se le avisó que debía desarmar su casa, la atribulada mujer comenzó a buscar ayuda en distintas instituciones y servicios públicos de la ciudad, los cuales permanentemente derivaban las explicaciones hacia otro ente, llegando incluso hasta realizarle una petición de ayuda al intendente Jorge Flies.
“Primero fui a la municipalidad, donde no me dieron ninguna solución, absolutamente nada. De ahí fui a hablar con el seremi de Bienes Nacionales, don Víctor Igor, pero él no estaba acá y me mandaron con una carta a donde la gobernadora. Fui allá y me atendió un abogado que me dijo que no podían hacer nada porque solamente ayudaban a la tercera edad. Y por último, me fui a hablar directamente con don Jorge (Flies). Yo trabajé para él el año pasado y le pedí ayuda porque le manifesté que estaba muy asustada y no quería que me pasara esto, y él dijo que no me preocupara, que me iba a ayudar y que le dijera a dónde podía llevar mi casa”, relató.
A pesar que ya no vive hace aproximadamente cinco años con el padre de sus hijos, Patricia aseguró que llevan una buena relación, y que él la ha apoyado para llevar a cabo el divorcio por mutuo acuerdo para así poder optar a algún subsidio que otorga el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), debido a que actualmente, en su condición de casada, no puede postular tras haber sido beneficiada anteriormente gracias a su ex pareja.
“Necesito algún lugar donde poder parar unos palos para darle un techo a mis hijos. No tengo plata, ahora no puedo trabajar, necesito establecerme en un lugar para poder juntar dinero. Yo les dije a las autoridades que necesito que me presten un lugar, no estoy pidiendo que me lo regalen, para que yo me instale y junte el dinero de tres a cuatro años. Uno sabe que las casas no salen de un día para otro”, solicitó sin poder controlar el llanto.
Ayuda momentánea
Por el momento consiguió repartir sus bienes de forma transitoria en las casas de sus amigos y vecinos, que durante la mañana de ayer estuvieron para consolarla mientras de-sarmaban su morada. Asimismo, el alojamiento fue ofrecido por el padre de sus hijos a la espera de encontrar la ayuda que requiere, aunque por ahora no dispone de un techo donde darle la bienvenida a su nuevo hijo que llegará al mundo en las próximas semanas.
De la misma forma, Felipe Farías, encargado del área asistencial de la Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Punta Arenas, manifestó que “nosotros estamos aportando el camión para el traslado de los enseres a la casa de unas amistades de ella, para que logren guardar sus cosas por mientras. Hemos comprometido algunos apoyos para paliar la situación por ahora. Lamentablemente, no hay mucho que nosotros podamos hacer en mejorar la situación de manera definitiva, porque básicamente no tenemos viviendas donde ellos puedan quedarse. Aún así, vamos a prestar toda la ayuda que esté a nuestro alcance de manera inmediata, si es necesario un alojamiento provisorio en algún hostal o el tema de alimentos”.