Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

El horizonte del Plan Regulador Comunal es de 20 años

Por La Prensa Austral miércoles 21 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
186
Visitas

Este lunes, la asesora urbanista del municipio de Punta Arenas, Patricia Jiménez, presentó al alcalde Claudio Radonich los principales aspectos relativos a la modificación del Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, instrumento de planificación territorial que se encontraba vigente desde 1998 -tuvo 16 modificaciones- y que tras la aprobación por parte de la Contraloría General de la República, dará nuevos aires a la ciudad, especialmente en términos de ordenamiento.
Lo descrito es significativo, toda vez que en los objetivos de la nueva propuesta se expuso y evidenció la demanda creciente por terrenos que viabilicen proyectos de vivienda social, debido a la falta de suelo disponible a precios asequibles al interior del área urbana, ya que los valores son altos y el subsidio no es ‘capaz’ de financiar. Como ejemplo un 30% del suelo urbano está subutilizado a causa de las normas urbanísticas vigentes, lo que significa que al día de hoy existen suelos con densidades de 10 habitantes por hectárea (ha), es decir, unas 2 familias, según precisó Jiménez.
Señaló además que la anterior regulación contenía normas urbanísticas obsoletas, varias de ellas contradictorias entre sí y contrapuestas a los objetivos de incentivar el desarrollo urbano de la ciudad.
Asimismo la necesidad de proteger el patrimonio arquitectónico y de regularizar sectores periurbanos hacia el norte que se han desarrollado al margen de la planificación urbana. En la misma línea, se busca dar resguardo a las zonas de valor ambiental, para lo cual el plan establece zonas restringidas al desarrollo, por condiciones de inundabilidad y deslizamiento de tierras, entre otros. Finalmente propende a lograr mayor precisión respecto de las zonas de riesgo.
En rigor el nuevo Plan Regulador Comunal suma 2.608 há en términos de provisión de suelo urbano, totalizando 6.017 ha, implicando ello un incremento del 76%.
Actualmente, en lo referido a suelo urbano de la comuna, Punta Arenas posee 3.316,6 ha; Leñadura 78,4 ha y Río Seco con 13,8 ha, lo que da un total de 3.408,9.
En tanto, es importante señalar que con el reciente esquema la superficie de crecimiento del área urbana en el sector norte es de 554,8 ha; en el sector poniente es de 193,7 ha y en el sector sur llega a 127,8 ha, lo que da un subtotal de 876,3 ha.
Siete componentes
De este modo y con datos en mano, Patricia Jiménez se adentró en cada uno de los 7 componentes de la nueva propuesta de modificación: ‘Expansión de la ciudad’, al norte, poniente y sur; ‘Descentralización de la ciudad’, a través de los sub-centros norte (en torno a equipamiento ya existente, como el Hospital Clínico y otros) y sur (aún incipiente, pero clave dada la densidad de población que se ha consolidado); ‘Ordenamiento del borde costero’; la ‘Provisión de nuevas áreas verdes de uso público’ (parques urbanos); ‘Estrategia de corredores viales’ (zonas); la ‘Conservación del carácter residencial de los barrios’, considerando que Punta Arenas es una ciudad de escala media; y finalmente, la ‘Protección del Centro Histórico/Patrimonio urbano y arquitectónico’.
Además de lo último señalado, Patricia Jiménez planteó que se establecieron 120 inmuebles de conservación histórica, los cuales podrán ser intervenidos, pero obliga a resguardar la fachada, por ende apunta a conservar la morfología, carácter ambiental y patrimonio urbano de la ciudad.
Area restringida
Finalmente, la asesora citó lo relativo al área restringida al desarrollo urbano. “Ese es un tema que no teníamos regulado. Hay varias áreas de inundabilidad latente. Sí se va a poder construir, pero previos estudios y obras de mitigación de ese río. Puede ser drenaje o contención de algún cauce, pero son obras que se tienen que materializar para que la dirección de obras municipales pueda otorgar el permiso de edificación”.
Próximo desafío: ampliar sector norponiente
Patricia Jiménez añadió que dado este paso, el desafío es adoptar más adelante acciones en otro flanco. “Lo importante es que este plan te da el grueso de la actualización de la norma y es relevante que hayamos logrado esta aprobación, pero vemos que hacia el sector norponiente, donde ya hay una cantidad importante de asentamientos humanos, debiéramos poder seguir creciendo. Todo eso va aparejado también con que otros organismos públicos se pronuncien sobre la factibilidad de ello, como sería el Mop a través de la Dirección de Obras Hidráulicas. Sabemos que hay un plan maestro de Aguas Lluvias, respecto del cual se está haciendo el estudio para actualizarlo, entonces generalmente vemos que todas las propuestas de ampliación obedecen a varios aspectos técnicos y estudios, para poder decir ‘crecemos tanto, por qué y hacia dónde”.
El horizonte de este Plan Regulador Comunal es de 20 años y comenzará a regir una vez que el intendente promulgue la resolución en el Diario Oficial. Por cierto, recuperar la vialidad estructurante de la ciudad, estará dentro de las metas a trabajar.
Periurbanos
Observó Patricia Jiménez en todo este contexto, que es preciso no descuidar lo que sucede con los sectores periurbanos. “Punta Arenas es una ciudad que si bien tiene 3.408,9 ha, tiene alrededor de 3.600 ha que se han desarrollado al margen de la planificación. “Tenemos prácticamente un territorio de las mismas dimensiones en el periurbano sin ningún tipo de regulación, de tal forma que nos hacemos cargo de una situación de hecho, que nos permite regularizar estos territorios. Eso significa que van a haber normas de edificación, se van a viabilizar infraestructuras y la urbanización que se requiera a futuro. No implica que el plan lleve necesariamente aparejados los proyectos”.