Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

El milagroso alumbramiento de joven abogada cuyo feto fue declarado inviable

Por La Prensa Austral sábado 4 de julio del 2015

Compartir esta noticia
18.538
Visitas

Si bien vivió un complejo embarazo, donde debió enfrentar una serie de experiencias dolorosas, ayer la joven abogada Natasha Alarcón Alarcón dio a luz a un varón, que se llamará Oscar Francisco. El pequeño nació en el Hospital San Borja-Arriarán, en Santiago, en donde permanece internado al igual que su mamá.

El embarazo de Natasha fue un proceso doloroso, en donde debió sortear una serie de dificultades, incluyendo la notificación respecto de la inviabilidad del feto. A comienzos de año comentó a La Prensa Austral que si bien su embarazo era una noticia que debiese provocar sólo alegría, a sus 32 años y siendo este su primer hijo, la vida le tenía preparada una prueba difícil. En dicha oportunidad, narró que al tercer mes de embarazo el médico ginecólogo que la atiende, a quien agradeció su claridad y sinceridad, le informó que el embarazo tenía un muy mal pronóstico, el bebé venía con un problema denominado “megavejiga”.

Es en este contexto, que la joven realizó un emplazamiento en enero pasado a discutir con una mirada realista el proyecto de aborto terapéutico. “Las mujeres debemos tener el derecho, como derecho humano, de tener un tratamiento adecuado, que podamos acceder dentro del sistema público al menos al aborto terapéutico”, planteó en dicha ocasión.

Cinco meses después, este proceso tuvo un sorprendente vuelco, ya que ayer, a través de las redes sociales, Oscar Muñoz Cea, quien es pareja de Natasha, comentó: “Queridos amigos/as, compañeros/as y familiares, queremos agradecer de todo corazón las muestras de cariño, los llamados y las buenas vibras, la Naty está recuperándose de la cesárea… y queremos presentarles a nuestro hijo Oscar Francisco, que contra todo pronóstico nació y está luchando, con un diagnóstico mejor de lo que esperábamos. Gracias de nuevo, los queremos”.   

A través de las mismas redes sociales, quedó plasmada los nervios que tenía la pareja a días del nacimiento de su primer hijo. Natasha escribió el martes pasado que se encontraba internada en el Hospital San Borja-Arriarán y de los nervios que sentía.

En relación a su historia familiar, Natasha Alarcón vive en Punta Arenas desde el año 1989 y es nieta del presidente de la Unión Comunal de Agrupaciones de Derechos Humanos, Francisco Alarcón Barrientos, cuya familia se fue al exilio tras el golpe militar, estableciéndose por espacio de 8 años en Bulgaria.

Anoche, La Prensa Austral tomó contacto con la feliz mamá, quien confesó que se encontraba descansando tras la cesárea y que recién hoy estaría en condiciones de comentar el nacimiento de su primer hijo.