Necrológicas
  • José Cárcamo Galindo

El relato de quienes reciben atención médica en la calle

Por La Prensa Austral domingo 22 de septiembre del 2019

Compartir esta noticia
356
Visitas

En el Centro de Referencia del Fide XII, el equipo de salud comienza con la Ruta Médica y al llegar ya se ve la complicidad que existe con los “dueños de casa”. Nos esperan todos en el living mientras conversan sobre la necesidad de que las atenciones se realicen más seguido.

La Ruta Médica es un dispositivo que brinda atención de salud básica en el lugar en que pernoctan las personas en situación de calle. En Magallanes, son más de 200 personas que no tienen una casa donde llegar.

Una de las personas que ha sido parte de la Ruta Médica es José Miguel Leal Ocando, 25 años, quien vive en Punta Arenas hace tres años. Es oriundo de Venezuela y llegó a Magallanes en busca de un futuro más promisorio y con sueños de poder tener una mejor calidad de vida. Esta fue su tercera consulta médica y está agradecido. “Es una gran iniciativa porque no sólo es una atención de salud, sino que también es un trabajo de prevención, acá te controlan para descartar enfermedades crónicas y se preocupan por cada uno”, dice José Miguel, quien no había ido a un médico en tres años.

El estuvo viviendo en la hospedería del Hogar de Cristo, pero ahí sólo podía quedarse durante las noches y luego postuló al Centro de Referencia del Fide XII donde vive desde hace unas semanas. “Me han tratado muy bien y me invitaron a vivir acá. Yo estoy tramitando mis papeles (de Residencia), pero no sabía que ya podía hacer trámites, pero estoy muy contento porque pude postular a acá. Aun tengo trámites que hacer y por eso me ha costado encontrar trabajo. Cuando quedas sin empleo y tienes el carnet vencido, no existes”,  afirma José Miguel, quien agrega que el 15 de agosto llegaron las primeras respuestas, así que está en la parte final del camino.

Otra de las personas que está en situación de calle y que vive en el Centro de Referencia es  Diego Lehue Sánchez, 57 años, quien tiene la reputación de ser un gran cocinero.

Diego es parte del Centro de Referencia hace varios meses, él trabaja preparando sándwiches que luego sale a vender. El es otro de los que ha recibido atención médica en varias oportunidades. Explica que lo han tratado muy bien y reconoce el cariño y la preocupación con que lo atienden. Es una persona que no se enferma mucho, pero aclara que sigue las instrucciones del médico y se cuida. Está apegado a los profesionales de la Ruta Médica, con quienes bromea cada tanto.

Los profesionales que dan vida a la Ruta Médica

En su segundo año, la Ruta Médica amplió los días que estará entregando atención a personas en situación de calle, aún así es necesario seguir expandiendo la cobertura. Es una necesidad que los usuarios que dan vida a este programa han hecho sentir a los profesionales.

El enfermero Danilo Muñoz es parte de este programa desde sus inicios y reconoce que se genera un vínculo importante. “Muchas veces nos esperan y, si hay un día en que no llegamos a ver a uno de los usuarios, en la visita siguiente él mismo nos dice que nos estuvo esperando. Tenemos 120 usuarios y en tres días no siempre alcanzamos a verlos a todos, pero ellos siempre esperan que lleguemos y se alegran cuando nos ven”, dice Danilo.

Explica que el gran logro que han tenido es que han generado una atención médica digna y de calidad. Reconoce que muchas veces se asocia la vida en calle con el consumo problemático de sustancias y por eso tienden a ser discriminados.

Añade que muchas veces por estar en calle la gente piensa que pueden esperar para la urgencia, porque lo único que tienen es el estado de ebriedad, sin embargo se han encontrado con personas que no han visto un médico en años, que tienen fracturas que sólo dejaron estar y que nadie atendió. “Nosotros hacemos una visualización de su salud… Así han tenido acceso al traumatólogos y a otros especialistas”, dijo el enfermero.

La Ruta Médica

La Ruta Médica es una iniciativa que se desarrolla al alero del Plan de Invierno perteneciente al programa Noche Digna del Ministerio de Desarrollo Social, que está siendo ejecutado por el Servicio de Salud Magallanes por un monto de $25.920.000.

La coordinadora Ruta Médica, Tamara Rubilar Avendaño, explicó que trabajan tres días en la semana y han entregado atenciones de salud a más de 120 personas en distintos puntos de la ciudad, realizando más de 320 consultas. Se entregan medicamentos y se realizan derivaciones a los consultorios en caso de ser necesario.

La seremi de Desarrollo Social, Liz Casanueva Méndez, dijo: “El año pasado comenzó la Ruta Médica como un piloto y este año lo hemos repetido por el gran éxito que tuvo y tiene este servicio para nuestras personas de calle. Trabajamos de la mano con el Servicio de Salud Magallanes, quienes son los ejecutores de estas atenciones que se realizan tres veces por semana”.

El equipo Ruta Médica está compuesto por la coordinadora Tamara Rubilar, el enfermero Danilo Muñoz, el médico Waldo Alarcón y la técnico paramédico Daniela Hernández. Ellos trabajan en conjunto con el Programa Noche Digna, la seremi de Desarrollo Social y Familia, que está compuesto por Ingrid Thormann, encargada programa; Fernando Epul, apoyo técnico; y Elizabeth Verdugo, especialista en grupos vulnerables.