Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Emilio Aguilar Alvarado, funcionario municipal “Hay situaciones irregulares que son sabidas hace mucho tiempo por los concejales y no se dan a conocer”

Por La Prensa Austral lunes 9 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
1.087
Visitas

Tranquilo, pero firme en sus críticas hacia lo que califica “malas prácticas” que ha atestiguado en forma sucesiva al interior del municipio de Punta Arenas, se muestra Emilio Aguilar Alvarado, funcionario que lleva casi tres décadas integrado a dicha repartición edilicia, desempeñando funciones en la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco).

Aguilar comentó a La Prensa Austral, que mantiene cada una de las afirmaciones alusivas al llamado “pago de diezmo”, que denunció a este medio, confirmando que “llegada la fecha de pago, personas que fueron ingresadas por el alcalde Boccazzi debían pagar un diezmo de su sueldo (…) recaudación que era cobrada por un tipo que aparecía con un maletín”, hecho que actualmente investiga el Ministerio Público.

Para Aguilar, quien es secretario de la Asociación de Trabajadores Municipales (Astramupa), la situación del “pago de diezmo” es una de tantas “malas prácticas que se han normalizado”, al interior del municipio puntarenense. “Lo que sostengo no es nuevo. Ha sucedido desde los tiempos del alcalde Mimica, pero esa no es una justificación para que eso siga ocurriendo. Yo no busqué tribuna para decir esto, pero se sabe que hay otras personas, como algunos concejales, que -sabiendo esta y otras irregularidades- sacan la voz cuando todo ya está denunciado”, expresó Aguilar Alvarado.

En este punto, el funcionario de Dideco, recordó la huelga de hambre que bajo la administración del alcalde Vladimiro Mimica Cárcamo, llevaron adelante diversos líderes gremiales del municipio puntarenense, instancia en la cual, “varios concejales de la época aparecieron cuando la medida de acción ya estaba concretada y posando para la foto”, apuntó Aguilar.

Consultado sobre posibles repercusiones que pudieran recaer en su calidad de funcionario municipal, al  dar a conocer situaciones irregulares suscitadas al interior de la actual administración edilicia, Aguilar manifestó que “la autoridad debe determinar que es lo que estima que corresponde, desde su punto de vista”.

Cementerio
Municipal

Emilio Aguilar Alvarado además afirmó que no sólo “el pago de diezmo”, es un hecho anómalo ocurrido dentro del municipio, sino que hay otras situaciones que actualmente están sucediendo en el Cementerio Municipal, instancia que se ha “sobrecargado de personal”, según expresó el funcionario.

“Inicialmente en el Cementerio Municipal estaban incorporados poco más de 22 personas, número que ha ascendido en forma creciente por sobre los 30 funcionarios. El director de dicho departamento, Claudio Carrera, está transando los sueldos en forma individual y no colectiva como debiera ser, porque hay que recordar que el Cementerio Munipal se rige bajo el Código del Trabajo”, expresó Aguilar, afirmando que dicha situación está siendo revisada actuamente por la Asociación de Trabajadores Municipales, Astramupa.

Finalmente el funcionario planteó que se requiere un renuevo de autoridades municipales, para frenar hechos que siendo irregulares, han repercutido en generar un entorno no grato para muchos trabajadores.