Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Emplazan a autoridades de la Umag a llegar “a un real estado de conciencia y comprensión” del acoso sexual

Por La Prensa Austral domingo 5 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
135
Visitas

– La seremi de la Mujer y Equidad de Género informó que, en una reunión con el rector Juan Oyarzo, le expresaron la inquietud porque se desarrollen “con la urgencia que se requiere” las medidas para atender y reparar a las víctimas, tanto como la investigación y la sanción a personas que han cometido estos abusos al interior de la universidad.

“La falta de herramientas normativas no merma el hecho de que el acoso sexual es una forma de violencia de género y, como sociedad, debemos velar por el desarrollo de acciones para su completa erradicación. En este sentido, la Umag como universidad estatal tiene hoy la tarea de lograr desnaturalizar el abuso en todas sus formas y la posibilidad de convertirse en un territorio libre de violencias”.

Así lo sentenció la secretaria regional ministerial de la Mujer y Equidad de Género (SernamEG), Patricia Mackenney Schmauk, al referirse a las últimas acciones y declaraciones surgidas en torno a la “toma feminista” que mantiene a dicha universidad sin actividades académicas hace casi dos meses.

La seremi planteó su preocupación porque las medidas para la atención y reparación a las víctimas y la investigación y sanción a personas que han cometido estos abusos se desarrollen con la urgencia que se requiere.

La secretaría regional ministerial de la Mujer y Equidad de Género emitió una declaración pública sobre la “toma feminista”, de la cual derivaron denuncias sobre  casos de acoso y vulneración a mujeres que se han ido perpetuando a lo largo del tiempo.

Precisiones de Oyarzo
y llamado a retomar clases

En días pasados, el rector Juan Oyarzo concedió una entrevista en un medio escrito regional, luego de la cual tuvo que precisar sus dichos para aclarar: “Siempre he condenado todo acto que atente contra el género femenino, así como también su encubrimiento. Y, cuando digo que el acoso sexual no es delito, lo digo porque no está tipificado como tal; no porque quiera bajarle el perfil”.

Igualmente, puntualizó que ha dicho que las investigaciones internas están en curso y que, si ratifican una denuncia por acoso sexual, se aplicará el Estatuto Administrativo, que contempla diversas sanciones, entre ellas, la más drástica: la desvinculación del funcionario, sea quien sea.

“A partir de este compromiso institucional, pido al movimiento feminista, a las funcionarias que nos representan en el trabajo de negociación e investigación de denuncias, y a los órganos colegiados de la Universidad de Magallanes, que pongan todo su esfuerzo y voluntad para lograr acuerdos y resultados a la brevedad”, invitó.

SernamEG y
mayor urgencia

La seremi Mackenney apuntó que como servicio siempre han tenido una política de puertas abiertas escuchando y apoyando a las universitarias e intercediendo con la casa de estudios para una pronta resolución del conflicto.

Asimismo, manifestó que durante este tiempo han desplegado diversas acciones como audiencias con estudiantes, reuniones con autoridades universitarias, oficios al rector Juan Oyarzo Pérez, además de un estudio acabado del Protocolo contra el Acoso Sexual en la educación superior, junto a la secretaría regional ministerial de Educación, y el  ofrecimiento de la asesoría técnica de SernamEG. También han emplazado a la Umag a implementar un protocolo y a investigar los casos de acoso.

Precisó que el jueves pasado, en una nueva reunión con el rector Oyarzo, se abordó el protocolo transitorio y las actuales medidas que anunció la universidad. Desde la seremi, señalaron que creían que esto era un avance, siempre y cuando se cuente con el apoyo transversal de la comunidad universitaria, especialmente de las y los estudiantes. En la oportunidad, la seremi reiteró la voluntad de cooperar en la elaboración de un protocolo definitivo junto a SernamEG como entidad técnica, lo cual fue aceptado por la máxima autoridad de la casa de estudios.

“Esperamos que tras este intenso período de reflexión y debate, las autoridades universitarias lleguen a un real estado de conciencia y comprensión sobre los hechos de acoso que han ocurrido en su casa de estudios, el impacto que ha causado en las estudiantes, y la trascendencia que pueden alcanzar las reformas que se solicitan para la promoción de relaciones de respeto a la dignidad de todas las personas y la prevención de situaciones de acoso”, expresa.