Necrológicas
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Sofía Trujillo Lorca
  • Flor Díaz Retamales
  • Leandro Nikolas Fernández Biscupovich
  • Ricardo Antonio Mancilla Meza
  • René Araya Arancibia

En 15 minutos se logró evacuar a los alumnos que participaron en simulacro de desastre natural

Por La Prensa Austral viernes 9 de noviembre del 2018

Compartir esta noticia
193
Visitas

Autoridades elogiaron el buen comportamiento de los participantes.

Más de 30 mil estudiantes participaron este jueves del simulacro de terremoto y tsunami en Punta Arenas. A eso de las 11 de la mañana de este jueves se puso en marcha el ejercicio, que buscó instruir y educar a parte de la población frente a lo que sería una catástrofe natural de esta categoría en la zona.

La Prensa Austral comenzó su recorrido en las dependencias del Liceo Luis Alberto Barrera cuando la orden de la Onemi se hizo presente, minutos antes llegó hasta el lugar la intendenta María Teresa Castañón en conjunto con el seremi de Educación, Nelson Cárcamo y el gobernador Nicolás Cogler, además del director nacional de la Onemi, Ricardo Toro, y representantes de la Embajada de Japón en Chile.

A las 11 horas en punto, el timbre del Liceo Luis Alberto Barrera sonó con fuerza y los estudiantes de este establecimiento salieron de sus aulas para avanzar por Avenida Colón hacia España, considerada como la zona de seguridad, en completa normalidad.

La intendenta María Teresa Castañón dijo que la actividad se desarrolló de acuerdo a lo planificado, siendo vital la educación en torno a esta materia, porque “uno no sabe cuándo pueda ocurrir algo de esta magnitud”.

Ricardo Toro, jefe nacional de la Onemi, al hacer un balance del ejercicio, puntualizó que “el procedimiento duró 15 minutos aproximadamente, que es lo que se necesita para estar a salvo, sin embargo, tenemos que seguir mejorando en algunos detalles, por ejemplo, faltó que los estudiantes no caminaran debajo del cableado o del tendido eléctrico que hay por las calles, ya que en caso de terremoto se espera que las cosas se caigan o se produzca algún corte, no caminar debajo de las cornisas de los edificios o acelerar el tiempo de evacuación, entonces en pequeñas cosas como aquellas debemos fijarnos”,

Una de las estudiantes que participó en este simulacro fue Constanza Ayacady, alumna del octavo B del Instituto Sagrada Familia, quien fue trasladada por sus compañeras del tercero medio A porque tenía una lesión en su pierna derecha que le impide trasladarse con normalidad.

Un detalle que llamó la atención fue que todas las autoridades, incluyendo a los representantes de Japón, al momento de salir del Liceo Luis Alberto Barrera, colocaron sobre sus espaldas mochilas naranjas proporcionadas por la Onemi, que contenían elementos para asegurar una supervivencia a las primeras horas de alguna catástrofe natural, como una frazada térmica, comida y un kit de primeros auxilios.