Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

En la región hay entre 70 mil y 130 mil castores

Por La Prensa Austral miércoles 5 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
417
Visitas

Recuperar ecosistemas y la biodiversidad terrestre y de agua dulce, afectadas por el castor, son parte de las metas que se ha planteado el proyecto de fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo, prevención y control del castor. La iniciativa procura desarrollar capacidades que permitan una adecuada gestión del riesgo de invasiones biológicas a fin de proteger el patrimonio natural de la Patagonia.

En este contexto, ayer se reunieron representantes de las distintas instituciones que forman parte de este proyecto para evaluar las acciones realizadas a la fecha, revisar los avances en materia de investigación, y establecer los desafíos para los próximos años. La jornada se realizó en el Hotel Diego de Almagro.

El seremi del Medio Ambiente, Eduardo Schiappacasse, dijo que este es un proyecto que busca mantener el ecosistema, que en la actualidad está amenazado por el castor, precisando al respecto que se han desarrollado una serie de acciones para abordar la destrucción que genera esta especie invasora, pero se trata de esfuerzos más bien aislados en el tiempo.

Pese a que el dato no está actualizado, se estima que en la región hay entre 70 mil y 130 mil ejemplares.

Con este plan se busca hacer un análisis global con tal de definir un procedimiento para trabajar, en el mediano y largo plazo, en el control de esta especie que está dañando los bosques en el sur de Tierra del Fuego. Hay que consignar que a estas alturas el castor ha llegado a la laguna Parrillar, en Magallanes, y se han visto algunos especímenes en el río Hollemberg acercándose a Puerto Natales.

La iniciativa procura preservar los ecosistemas de la Patagonia chilena a través del manejo, prevención y control del castor, entendiendo que estamos frente a una especie exótica invasora cuyo impacto es un riesgo no solamente ambiental, sino también económico y social.

La reunión contó con la participación de representantes de los socios ejecutores del proyecto: Servicio Agrícola y Ganadero, Corporación Nacional Forestal, y la Ong Wildlife Conservation Society (WCS); además del Ministerio del Medio Ambiente, y la agencia implementadora, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao).

Charif Tala, director del proyecto Gef Castor y jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente sostuvo que sin duda el desafío es enorme, y su viabilidad en el largo plazo, más allá del espacio temporal del proyecto, requiere del fuerte involucramiento de las distintas instituciones del Estado y el sector privado.

Por su parte Eve Crowley, representante de la organización para la Alimentación y la Agricultura (Fao), afirmó que la especie invasora es una amenaza importante para la fauna y flora de este ecosistema.