Necrológicas
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
  • Yolanda Miranda Andretta
Plazo de investigación se fijó en 45 días

En prisión queda detenido por ofensas al pudor: cumplió pena de 25 años por asesinar a su padre

Por La Prensa Austral sábado 18 de marzo del 2017

Compartir esta noticia
3.224
Visitas

Los pasajeros de un bus de locomoción colectiva lo sorprendieron realizando actos de autosatisfacción sexual frente a niños.

Por ultraje público a las buenas costumbres fue sometido a audiencia de control de la detención ayer en el Centro de Justicia, Juan Carlos Candia González, quien en la mañana del jueves fue detenido al interior de una micro de la línea 8. Los pasajeros lo descubrieron realizando actos onanistas en presencia de niños. Videos subidos a redes sociales dieron cuenta del episodio, negado por el imputado, quien de todas maneras, ya registraba antecedentes por este tipo de delito.

Candia González cumplió una pena de 25 años por asesinar a su padre de múltiples puñaladas.

En la audiencia de control, la fiscal Wendoline Acuña relató los hechos de acuerdo a lo registrado en el parte entregado por Carabineros, en el que se consigna la información proporcionada por testigos. En él se indica que Candia González fue objeto de una detención ciudadana al interior del vehículo de transporte mayor, que se dirigía por calle Magallanes y que se detuvo al llegar a Ignacio Carrera Pinto, cerrando las puertas hasta el arribo de los efectivos policiales.

Al llegar los carabineros, fueron informados por dos pasajeras de que el imputado se encontraba realizando actos de autosatisfacción sexual al interior del vehículo. Se indicó que producto de la indignación de los pasajeros, el autor fue encarado por dos mujeres, las que fueron rechazadas de manera violenta por Candia González, causando lesiones leves a las mujeres.

Otro testigo, en tanto, añadió que el acto del imputado fue presenciado por un niño, quien asustado, permaneció inmóvil y tapándose el rostro, así como otros infantes, que huyeron de la presencia de Candia.

En la audiencia de control, la fiscal Wendoline Acuña indicó que el detenido cuenta con numerosos antecedentes con respecto a estos delitos. Registra una orden de detención vigente por no presentarse a un juicio, además de tres condenas similares, con penas cada una de 61 días, por ultraje al pudor y las buenas costumbres, “y de ahí para atrás registra un amplio prontuario penal, con condenas que nos permiten inferir que ha estado prácticamente un gran porcentaje de su vida preso, por cumplir sanciones como homicidio, delitos reiterados de falsificación de instrumento privado mercantil, en la que estuvo 25 años privado de libertad desde 1991, lo que nos permite inferir que sale en libertad en 2013 y comete este delito de ultraje al pudor y las buenas costumbres, por el que es condenado en tres ocasiones, luego nuevamente es detenido por la misma figura a la que no se presenta al juicio. Además registra condenas por hurto, conducir vehículos en estado de ebriedad, abusos deshonestos, condenas del año 81 en adelante, no ha parado de delinquir”, recalcó la fiscal Acuña.

En tanto, la defensa del imputado cuestionó que estos actos que ofenden al pudor, de acuerdo al artículo presentado por la Fiscalía “exigen grave escándalo o trascendencia, que en este caso no concurre. Estimamos que es necesario algo más o un escándalo, algo de mayor magnitud para entender que estamos frente a un simple delito y no la falta. Esta defensa no desconoce el grave malestar que sufrieron estas víctimas, pero no hubo un contacto sexual con ellos ni tampoco una mayor alteración al bien jurídico protegido”, indicó la defensa. Además, se consideró que por los antecedentes que presenta, “estamos frente a una persona que al parecer no controla su deseo sexual y cuando está bajo los efectos del alcohol, incurre en estas conductas. Entenderíamos que no hay una voluntariedad para cometer estos delitos”. Por ello, pidieron realizar exámenes psicológicos para ver hasta qué punto es imputable Candia González.

Por estos antecedentes, se pidió la prisión para Juan Carlos Candia González, pero la defensa solicitó que se decreten medidas cautelares como no acercarse a las víctimas y arresto domiciliario nocturno.

Tras estas presentaciones, el juez Juan Enrique Olivares acogió los argumentos de la Fiscalía y decretó la prisión para el imputado, fijándose un plazo de 45 para la investigación.