Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Director nacional de la Conadi: “En Puerto Edén vimos casas en muy malas condiciones”

Por La Prensa Austral lunes 20 de marzo del 2017

Compartir esta noticia
267
Visitas

Alberto Pizarro Chañilao visitó recientemente la apartada localidad, donde se interiorizó de cómo es vivir en dicha zona y el contexto en que se sitúa su presente respecto del acceso a la educación, salud y empleo.

Satisfecho pero con la certeza de que aún resta mucho por hacer en Magallanes en materia de brindar bienestar a nuestros pueblos originarios, se mostró a mediados de la última semana tras permanecer por unos días en la zona, el director nacional de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Alberto Pizarro Chañilao.

Entre sus actividades, se incluyó la reciente visita a Puerto Edén, donde participó de la entrega de uniformes escolares a niños y la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. “Es primera vez que un director nacional va a esa zona. Nos juntamos con la comunidad mapuche – huilliche y con los kawésqar. Nos empapamos de lo que es la realidad de esa zona tan apartada de nuestro país”, acotó previo a responder algunas preguntas a La Prensa Austral, atingentes a la realidad que enfrentan hoy las comunidades, en el contexto del desarrollo regional.

– ¿Cómo va la integración de las comunidades locales a los distintos espacios del quehacer nacional?

– “Esta región ha participado activamente en lo que fue el proceso de consulta indígena para la creación del Ministerio de Pueblos Indígenas, el Consejo Nacional de Pueblos y los Consejos por cada Pueblo Indígena. De hecho, por primera vez los kawésqar y yaganes, van a tener representantes en el Consejo Nacional, cosa que antes no ocurría. Eso está en proceso de discusión parlamentaria actualmente y confiamos que durante este año pueda avanzar, ya estuvo en la cámara de diputados y este año ya debería pasar al senado”.

– ¿Qué posibilitará esta conformación?

– “ Ello va a permitir a cada pueblo plantear las diferentes demandas de los territorios y que surjan del proceso de participación. Particularmente aquí en Magallanes, es indudable que el pueblo kawésqar va a tener una especial mirada en cuanto a lo que ocurre en los canales en la zona de Puerto Edén, pero también será algo importante para aquellos que viven en la zona urbana . Por cierto será lo mismo en el caso de los yaganes y los mapuche – huilliche, cuya población es mayoritaria en la región y necesitan que las políticas públicas se hagan cargo de esa realidad”.

– A propósito de población, viene el Censo en abril y me gustaría saber en qué pie está Conadi respecto de ello.

– “El Censo va a ser fundamental porque nos va a dar una fotografía de qué es lo que ocurre actualmente, no solamente con los pueblos indígenas sino, con toda la población. Eso nos va a permitir generar políticas públicas más aterrizadas a lo que son las realidades de los distintos territorios, en un momento en que la descentralización es todo un tema. Ha estado en la discusión todo esto que tiene que ver con la elección de los gobernadores regionales y promover los procesos de participación efectiva de la región en la toma de decisiones. Por cierto ahí es fundamental que participen los pueblos indígenas”.

– En este aspecto, ¿de qué manera se ve plasmado pensar de los pueblos originarios, en el desarrollo de los diversos proyectos que tienen lugar en la región?

– “En lo que tiene que ver con el proceso de participación y de consulta indígena, como Conadi tenemos una labor institucional de sensibilización con los distintos servicios, de cuándo corresponde una consulta, lo cual es definido por el Ministerio de Desarrollo Social. Los derechos indígenas se deben respetar, ya que desde el año 2008-2009 estamos obligados como Estado a llevar procesos de consulta indígena en aquellos casos que lo ameriten”.

– ¿Cómo evalúa el estado de desarrollo en Puerto Edén?

– “Principalmente, pudimos constatar la mala calidad de las pasarelas. Entiendo que es un proyecto que se está haciendo y que se van a mejorar, que bueno que así sea. Vimos unas casas que están en muy malas condiciones. Sabemos que en una zona como esa, con condiciones climáticas extremas, de lluvias de hasta mil milímetros al año, no puedes tener casa que tengan forados o donde se cuele el frío. Está el tema de la electrificación, ahí hay períodos en que se corta la luz a las 13 horas, vuelve a las 17, luego se corta a las 23 y vuelve al día siguiente a las 7 o un poco más tarde. Entonces, tenemos una importante comunidad kawésqar y mapuche – huilliche, cercana a las 100 personas, que dependen de ese abastecimiento eléctrico. Según entiendo, en algún momento hubo alguna turbina que proveía de energía constante y actualmente se está proveyendo con un motor diésel”.         

“Hay que dar una mirada a esta zona. Lo veo desde un punto de vista estratégico, ya que es el único poblado en muchos kilómetros a la redonda. El cómo se focalicen los recursos ahí, es importante, no sólo para los kawésqar sino que para el país, en términos de soberanía en los canales australes”.

Dejar de lado la calculadora e invertir

Para crecer en lugares tan aislados, es necesario eso sí contar con iniciativas como el  Plan Especial de Zonas Extremas.

– “Es muy cierto aquello. Está la voluntad de la Presidenta, de entender que hay zonas donde definitivamente hay que dejar un poco de lado la calculadora e invertir, lo que es fundamental para que las personas vivan dignamente en un sector de nuestro país, donde están haciendo soberanía. Es una mirada país y poder ser capaces de invertir en esa zona es fundamental para la conectividad de nuestro territorio, por medio de los canales australes. Hay una importante señal que hizo el gobierno durante este período, que es contar con una barcaza que une Puerto Yungay con Natales. Es una excelente demostración de que estamos avanzando, pero quedan tramos en los que avanzar y respecto de las condiciones de habitabilidad de las familias que viven en ese sector”.

– Desarrollo va alineado con necesidades en Salud, Educación y Trabajo. ¿En qué pie están estas áreas desde la vereda de las comunidades?

– “En Salud hay mucho por hacer y eso tiene que ver no solamente con el acceso a ella en algunos sectores apartados, donde claramente hay un déficit, sino por cómo dicho sistema incluye lo que es la sabiduría ancestral, la medicina tradicional indígena. Sabemos que hay remedios antiquísimos efectivos y que debieran promoverse.

“La educación es el principal instrumento de movilidad social que existe y por eso, tenemos harto que avanzar en la inclusión de las distintas lenguas indígenas en el currículum de nuestro país, como también la historia indígena, de manera que cada vez más chilenos conozcan de dónde venimos. En el caso de los jóvenes que vi la semana pasada, se sienten muy emocionado porque muchos de ellos son los primeros universitarios en su familia. ¡Qué tremendo cambio significa eso! Uno de ellos decía: ‘si no fuera por la gratuidad, no podría estudiar’. Es decir, gracias a la gratuidad, le estamos cambiando la vida a un niño, a una familia y por cierto a una comunidad. Por ello, no podemos dejarle algo tan importante como la educación, solamente al mercado”.

“Por otra parte, el empleo siempre va a ser un tema importante, independiente de la política pública que exista para aquellos casos de familias más vulnerables que no cuentan con las condiciones de formación académica o salud para trabajar normalmente. Ahí es fundamental la capacitación. Cada vez habemos más profesionales técnicos indígenas y eso da cuenta de avances significativos luego del retorno a la democracia. Recordemos que desde 1991 a la fecha se disparó el número de jóvenes universitarios y técnicos indígenas, que accedieron a la educación. Soy un ejemplo de ello”.