Necrológicas
  • José Alfredo Bristilo Díaz
  • Carlos Quijada Agurto
  • María Eugenia Soto Oyarzún
  • Julieta Poblete Ketchum
  • Yolanda Gloria Paredes Bahamonde

En Punta Arenas hay 28 personas con sordera profunda

Por La Prensa Austral viernes 7 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
40
Visitas

La idea fue visibilizar a personas con discapacidad en las comunicaciones verbales.

A eso de las 11 horas de este jueves los transeúntes que circulaban por la Plaza de Armas se detuvieron a mirar a las más de 50 personas que bailaban en el principal paseo público.

Se trataba de una actividad organizada por la oficina de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Punta Arenas y que procuraba visibilizar a las personas que sufren de discapacidad para poder comunicarse verbalmente.

Elena Blackwood, directora de Desarrollo Comunitario, dijo que la actividad se enmarcó dentro de la semana de la inclusión que comenzó este lunes. “La idea es llamar la atención del público para que se pueda entender y aprender el lenguaje de señas”, señaló.

En tanto, Julie Christie, profesora de la Academia de Lenguaje de Señas Chilena, destacó que a nuestra sociedad le falta mucha comprensión sobre como tratar a las personas que sufren de condiciones como sordera profunda o que son mudas y que por lo mismo actividades como estas “nos permite mostrar nuestras caras”.

En la actividad también participaron escolares de diferentes colegios.

Fernanda Carrasco, de 5 años, señaló que “me gustó venir aquí, cantar y bailar, nos ayuda harto”, mientras su amiga Agustina Garrido agregó que se trató de una bonita experiencia.   

Al respecto, Patricia Saldivia, jefa de la Unidad de Discapacidad de la Dideco, planteó que en la ciudad de Punta Arenas hay 28 personas sordas profundas, añadiendo que algunas de ellas sólo se pueden comunicar a través del lenguaje de señas, de ahí de la importancia de incluir la lengua de señas, pues hay muchas veces que alguien con las características de mudo o sordo se acerca hasta las oficinas de alguna empresa y en ese lugar el funcionario no puede entender nada, por lo que es menester trabajar mucho más.