Necrológicas
  • José Francisco González Muñoz
  • Mirko Mihovilovic
  • Hilda del Carmen Lambert Mancilla

Entre febrero y marzo, 22 pacientes serán sometidos a cirugías bariátricas en el Hospital Clínico

Por La Prensa Austral lunes 14 de enero del 2019

Compartir esta noticia
830
Visitas

El 28% de la población adulta en Chile sufre de obesidad, un 24,9% son mujeres y un 31% hombres; una de las tasas más altas de Sudamérica, según las estadísticas publicadas en el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2018.

El tema preocupa a las autoridades, sobre todo en Magallanes donde los indicadores superan el promedio nacional.

En este contexto, 22 pacientes que se encontraban en lista de espera desde 2016, serán beneficiados a partir de enero, con sus anheladas cirugías bariátricas, procedimientos que serán llevados adelante por un equipo multidisciplinario, compuesto por el cirujano digestivo, Alejandro Altamirano, la doctora internista con Diploma en Prevención y Tratamiento de la Obesidad y Magíster en Manejo Nutricional de los Pacientes sometidos a Cirugía Bariátrica, María Isabel Iduya; nutricionistas, kinesiólogos y psicólogos del Hospital Clínico de Magallanes y otras entidades.

Si bien originalmente eran 29 las personas que se encontraban en lista de espera, 7 de ellas quedaron fuera por no cumplir los requisitos clínicos ni administrativos.

Es así que, entre los primeros días de febrero y el 15 de marzo, 21 mujeres y 1 hombre, entre 25 y 57 años de edad, serán intervenidos con alguno de los dos tipos de cirugías bariátricas: bypass gástrico o la gastrectomía en manga.

Cirugías

Explicó Altamirano que el objetivo de la cirugía bariátrica es disminuir la capacidad de alimentos que el paciente puede ingerir. Por un lado, el bypass gástrico es una cirugía mixta restrictiva-malabsortiva, que genera mayor pérdida de peso y un mejor efecto metabólico. Sin embargo, presenta mayor dependencia al seguimiento post operatorio por las deficiencias vitamínicas y la adaptación del paciente al procedimiento.

En el caso de la gastrectomía en manga, se trata de una cirugía restrictiva muy bien tolerada, que permite bajas de peso menores pero similares al bypass gástrico, aunque tiene un efecto metabólico mucho menor, revirtiendo en menor medida, enfermedades como la diabetes, la dislipidemia, hipertensión o el hígado graso.

“La cirugía que se realice va a depender del IMC (Indice de Masa Corporal) del paciente, que es una relación entre el peso y la talla; la edad, además de condiciones individuales del paciente, como su condición física, habitacional, entendiendo su lugar de residencia que afecta directamente a la oportunidad de tratamiento y de acercarse a los controles habitualmente. Si es un paciente que puede acceder a los controles y que uno sabe que va a estar muy afianzado con el equipo médico, uno puede ofrecer una cirugía más invasiva mixta como el bypass gástrico. En cambio, si uno sabe que un paciente puede tener algunas complicaciones para el control, por motivos de vivir lejos con dificultad de acceso a la atención, o es muy joven, es mejor ofrecerle una cirugía sólo restrictiva, como la manga gástrica, sin dejar de lado el criterio fundamental del IMC”, precisó el especialista.

Tratamiento

La intervención incluye un tratamiento previo y posterior a la cirugía, que es realizado por el equipo multidisciplinario.

“Así como antes de la cirugía el paciente tiene que ser evaluado por el nutricionista, psicólogo, internista y cirujano, en el post operatorio continúa el tratamiento con el kinesiólogo, con un control mensual con la nutricionista, control mensual con psicólogo, además de un control estricto de laboratorio, agregando vitaminas y minerales, que se van perdiendo y no absorbiendo por el efecto de la cirugía”, indicó el doctor Altamirano, agregando que el equipo multidisciplinario acompaña al paciente en todo el cambio de vida que representa la cirugía.

Las intervenciones serán tomadas como una preparación o programa ‘piloto’ para lo que se espera sea, en el futuro, el Primer Programa Regional de Cirugía Bariátrica en Magallanes de atención abierta. “Estos 22 pacientes, queremos tomarlos como un protocolo inicial para poder, más adelante, conformar y afianzar este equipo multidisciplinario de cirugía bariátrica e implementar un programa regional, para poder abrir la puerta a la comunidad y brindar una atención en el hospital, en el ambiente público, a los pacientes de obesidad mórbida”, explicó el cirujano digestivo.