Necrológicas
  • Eliana Almonacid Uribe
  • Francisco Becerra Galindo
  • Juanita Jaksic vda. de Ojeda

“Es la primera vez que recibo una distinción como esta”, dijo agradecido podador homenajeado

Por La Prensa Austral jueves 23 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
231
Visitas

Hombre de apariencia sencilla. De estatura baja. De voz suave, pero de palabras y respuestas muy francas y precisas.

Es José Dagoberto Casanova Vargas, de 60 años, de los cuales 35 llevado ligado a la empresa Areas Verdes. Aunque confiesa que ha hecho de todo, lo que más lo ha marcado es la poda de árboles.

Esta labor silenciosa, pero tremendamente importante, llevó al concejal Arturo Díaz a proponer su nombre para homenajearlo, en el marco del Día del Patrimonio, que se celebra este fin de semana en todo el país.

La entrega del galvano se hizo ayer, en la sesión de Concejo Municipal, evento al que quiso asistir la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Katherine Ibacache Calderón.

“Hemos querido distinguir a un patrimonio vivo, a personas que hacen posible que esto ocurra, y por eso se nos ocurrió galardonar a José Casanova, de Areas Verdes, en la poda de árboles y a través de él a muchas otras personas”, dijo al inicio de la sesión el concejal Díaz.

El alcalde Claudio Radonich sostuvo que para el Concejo constituye un honor entregar esta distinción, vinculada al Día del Patrimonio, porque no sólo son edificios sino las personas.

Agradecido

Después del homenaje, el que aceptó muy agradecido, el trabajador confesó a La Prensa Austral estar tremendamente feliz, “porque es la primera vez que recibo una distinción como esta”.

Es separado, tiene dos hijos mayores, y en Areas Verdes ha hecho de todo: cortar césped, podar, chofer y supervisor. A la Municipalidad de Punta Arenas llegó acompañado del gerente de la empresa, Carlos Estrada.

“La poda de árboles es lo que más he hecho. Recuerdo que hace unos 20 años también hacíamos la poda del cementerio. Ahora nos corresponde hacer la de los árboles de las avenidas y calles del cuadrante de la ciudad”.

Esta labor tiene una fecha de ejecución: se hace en invierno, a partir de abril hasta septiembre.

Y como la ciudad ha ido creciendo, cada vez son más los árboles que deben podar.

Destaca que la gente hoy se preocupa un poco más por la naturaleza, “porque antes no le daban mucha importancia a lo que era áreas verdes”.

Incendio

En materia de vandalismo lamenta que existan personas que quemen cipreses. “No faltan”, dice. “Para uno ver esto es fuerte, porque la naturaleza es lo más importante en esta vida y los cipreses son de crecimiento lento”. Por eso el galardonado trabajador no puede entender que exista gente que los destruya.