Necrológicas
  • Ramón Vargas García
  • José Yáñez Barrientos
  • Armando Vidal Cubate

“Es muy difícil ver a mi hijo en una urna”

Por La Prensa Austral sábado 3 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
10.301
Visitas

Los funerales de Ricardo Tecay se realizarán mañana a las 15 horas.

“Venir de afuera de zona de pesca y ver a mi hijo en una urna es un momento muy difícil para mí”, afirmó conmovido Carlos Rubén Tecay, quien al igual que su hijo trágicamente fallecido, Ricardo Tecay Hernández, de 24 años, trabaja en la pesca artesanal.

Ricardo era el mayor y le sobreviven sus hermanos de 22, 17 y 10 años. Los cuatro fueron criados en la lejana y pequeña localidad de Puerto Edén. “Es un pueblo chiquito, por eso todos somos como una familia”, manifestó.

Hace siete años que la víctima trabajaba como tripulante en la lancha motor Luis Mario, donde entre los trabajadores existían fuertes lazos de amistad. “Eran como hermanos”, aseguró su padre.

El miércoles 31 de julio, a las 11 horas, fue la última vez que vio a su hijo. Ambos se encontraban en la zona de pesca en la faena de extracción del erizo, como buzo mariscador con más de 30 años de experiencia.

Ricardo le contó a su padre que ya tenían la carga de erizos que les correspondía y que retornaban a Puerto Natales. El por su parte se limitó a señalar: “¡llega bien a la casa y que Dios te acompañe!”.

Veinticuatro horas después recibía en zona de pesca la trágica noticia que su hijo había fallecido ahogado al zozobrar la lancha motor que tripulaba en el sector del canal Smyth.

“Quedé paralizado al recibir una noticia tan fuerte y donde ya no tienes nada que hacer”, declaró Carlos, quien recordó a su hijo como “muy tranquilo, risueño y alegre, no era malo con nadie y por eso tenía tantos amigos”.

El extinto joven estaba casado y tenía una pequeña hija de dos años. En sus planes estaba adquirir una lancha pesquera con miras a independizarse.

Sus restos están siendo velados en la capilla Jesús Nazareno y sus funerales se realizarán mañana a las 15 horas, dirigiéndose el cortejo al Cementerio Padre Pedro María Rossa donde tendrán lugar sus exequias.

Ayer un grupo importante de amistades participaba del velatorio acompañando a su atribulada familia.

A bordo de la lancha Luis Mario iban cuatro tripulantes cuando esta chocó contra un bajo, hundiéndose en el lugar. Tres de los trabajadores lograron salvarse alcanzando la costa cubierta de roqueríos, resultando con hipotermia y múltiples contusiones.

Se trata de Mario Nahuelquín Ruiz, Pablo Figueroa Leiva y Boris Asenjo Beroíza, quienes fueron trasladados hasta el Hospital Augusto Essmann de Puerto Natales para recibir atención. Ayer fue dado de alta Asenjo Beroíza, mientras sus dos amigos se mantienen internados pero en franca recuperación.