Necrológicas
  • Francisca Javiera Puchi Nahuelquín
  • Ana Delia del Carmen Paredes Aguila
  • Blanca Guillermina Chiguay Cheuquepil
  • Sergio “Monito” Cárdenas Barría
  • Germán Estay Silva

“Estamos convencidos de que es la persona idónea para atender las necesidades de la Línea de Exploración y Producción”

Por La Prensa Austral viernes 4 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
403
Visitas

De paso, Marcelo Tokman Ramos indicó que la estatal necesita de trabajadores conscientes de la situación real de la
filial y que con la experiencia del aludido, se apunta a rentabilizar el negocio para proyectar la petrolera hacia el futuro.

Enap es una empresa de todos los chilenos, y estamos haciendo todos los esfuerzos por resguardar la función pública de la empresa en Magallanes, pero necesitamos de trabajadores conscientes de la situación real de la filial”, respondió el gerente general de Enap, Marcelo Tokman Ramos, a las recientes críticas vertidas por el Sindicato de Profesionales al nombramiento de Julio Aranis Vargas como gerente de Exploración y Producción (E&P) de la estatal.

El gremio a través de una declaración pública refirió esta semana que el ejecutivo cuestionado “goza de un nutrido currículo de enfrentamientos con trabajadores, evidenciado por denuncias por prácticas antisindicales”, a lo que Tokman replicó indicando que Aranis es un profesional chileno sumamente reputado, con una experiencia destacada, y que ha participado en la gestión de proyectos de alta complejidad tanto del ámbito público como privado en Chile y en el extranjero. “Como administración, estamos convencidos de que es la persona idónea para atender las necesidades actuales de la Línea de Exploración y Producción, con una mirada centrada en la gestión, la eficiencia y la sostenibilidad del negocio en el largo plazo.

Acto seguido, el máximo timonel recalcó que “necesitamos que Enap Magallanes recupere su rentabilidad y buscamos evitar errores que podrían ser históricos: tenemos que aprovechar los recursos disponibles en la región, siempre con una mirada centrada en la sostenibilidad”.

Los reparos
contra Streeter

En la mentada declaración, el Sindicato manifestaba su preocupación en términos de que el gerente de Exploración y Producción “no asuma la doble función de gerente de la filial Sipetrol, como lo hizo el señor Streeter, pues distorsiona la orgánica de la empresa, al pretender que desde una filial se lidere una línea corporativa”, mencionó.

En respuesta, Tokman sostuvo que “Hesketh Streeter, quien desde el 7 de agosto se desempeñará como gerente técnico de la Línea, tuvo como misión sacar a Magallanes de la inamovilidad que venía arrastrando hace años y logró con creces su desafío. Ahora mantendrá su apoyo, generando una sucesión y desarrollo de talento a la altura de los desafíos que tenemos en esa filial. Como administración, necesitamos un ejecutivo que, con la experiencia de Aranis, apunte a rentabilizar el negocio para proyectar a Enap hacia el futuro”.

Prácticas sindicales

Junto con ello y frente a las prácticas antisindicales que según el Sindicato de Profesionales, caracterizarían ‘el currículo’ del nuevo gerente de E&P, la visión de Marcelo Tokman Ramos fue clara: “soy categórico al afirmar que el señor Aranis no cuenta con ninguna demanda en esa materia. Es más, es reconocido por el diálogo que ha mantenido con los trabajadores de todas las empresas en las que se ha desempeñado, incluso logrando superar con éxito varias negociaciones durante sus años en una empresa tan compleja como es Codelco, alcanzando acuerdos con 95% de respaldo. En Enap, Aranis, como cualquier gerente, se alineará con las estrategias, políticas y necesidades de la empresa”.

A su vez, Tokman Ramos sostuvo que con la promulgación de la Ley de Gobierno Corporativo, Enap quedó en pie para transformarse en una empresa de clase mundial y que ése es el objetivo. “Nuestra responsabilidad es cuidar los intereses de esta empresa pública y convertirnos en una empresa estratégica para el Estado y el país. No podemos solamente velar por las legítimas aspiraciones de ciertos grupos o personas que son parte de la empresa, pero que solicitan beneficios, remuneraciones y bonos que van mucho más allá de lo razonable y lo posible. El futuro de Enap Magallanes no está asegurado. Hay desafíos enormes por delante, y necesitamos del apoyo y esfuerzo de nuestras trabajadoras y trabajadores para convertir a Enap en una empresa rentable, eficiente y sostenible”.