Necrológicas

Estudiante del Instituto Don Bosco llevará su talento en tornería a competencia internacional

Por La Prensa Austral jueves 2 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
1.455
Visitas

Sebastián Vásquez Ojeda, cursa el cuarto medio A

En octubre, el joven viajará a Guatemala para representar al país, acompañado del profesor René Frías Nauto, a la Competencia Americana de Torneado Convencional

En octubre, un estudiante de cuarto medio del Instituto Don Bosco será el único representante nacional, que participará en la Competencia Americana de Torneado Convencional, que está programada para realizarse en Guatemala. Sebastián Vásquez Ojeda, de la especialidad de Mecánica Automotriz, se encuentra trabajando de manera intensiva, los lunes, martes y miércoles, desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, para afinar su trabajo en el torno, con el que ha creado variadas piezas, algunas de ellas, muy útiles para sus compañeros.

El campeonato es organizado por una Organización no gubernamental que reúne Instituciones de Enseñanza Profesional de los países de las Américas y Caribe con el objetivo de realizar Competiciones relacionadas con la Formación Profesional.

“El jefe técnico fue a la sala para contar que había un campeonato de tornería y que iba a ser seleccionada una sola persona, de todos los que se anotaran de una lista que hizo y salí seleccionado. En mayo empecé a prepararme, porque en tercero medio tenía esta especialidad de Máquinas y Herramientas y estuve en torno, entonces ya tenía experiencia. Te elegían por las notas, la conducta y obviamente, por saber usar el torno, no tuvimos que hacer pruebas”, recordó el estudiante, lo que fue reforzado por su profesor, René Frías Nauto, quien añadió que primero, hubo un grupo de diez estudiantes que manejaban adecuadamente las máquinas y las herramientas. “Empezamos a ver quién tenía más práctica, y así fuimos descartando. Mirando en el cuadro de honor, vi a este joven, que sí cumplía con esa competencia. Después fuimos al consejo técnico que tenemos los viernes, y dije ‘este joven nos podría representar’ y pregunté a los profesores sobre sus cualidades y dijeron que es participativo dentro del colegio, toca batería, y es muy activo en general”, resumió el ingeniero mecánico a cargo.

“Yo estoy en práctica solamente en torno, porque como la competencia es de tornería, tengo que perfeccionarme en eso. Todas las clases, lunes, martes y miércoles, es puro torno, desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Tengo que hacer piezas, mi profesor me da una hoja con todas las medidas y las figuras que tengo que hacer, como piezas, hilo”, mostró el Sebastián Vásquez, sin saber muy bien aún con qué se encontrará en la competencia, “eso lo sabemos antes. Creo que me pasarán una hoja y tendré que hacer una pieza”, estima. Ahí sí, será evaluado en competencias técnicas, habilidades blandas, y de requerimientos, así como en la competencia, basada en procedimientos de trabajo.

Vásquez recordó que “En segundo medio me decidí por esta área, cuando ingresé en Mecánica Automotriz. Como corría en cuatri, pensaba que podría arreglar mi moto solo. Como a los 8 años empecé a correr, llevaba mi moto donde un mecánico, porque no me metía al motor. Esta especialidad me ha permitido aprender a desarmar un motor, armarlo. En años anteriores estuve en mecánica, viendo cajas de cambio, motor”, resumió, pero es claro en decir que “la tornería me gusta más, la encuentro un trabajo más limpio que la mecánica”.

Un proceso de mucha paciencia y detalle

Respecto de cómo es el proceso de trabajo, Sebastián Vásquez describe que “puedo hacer diferentes piezas, las que se necesite, pero de forma cilíndrica. Tengo que ir desgastando el material hasta llegar a la medida, entonces trabajo en milímetros y llegando a una cierta medida, que es la que me piden. Usamos pie de metro, lo principal, overol, lentes de protección. Pero no es un trabajo tan sencillo, porque es de precisión, por las medidas”. Sin embargo, reconoce que “lo que más me gusta de la tornería es ver mi pieza y saber que yo lo hice. Me pueden traer trabajos, como el Centro de alumnos, me pidió que le haga unas puntas para los ‘chunchules’, que son esos cordones anchos que se usan en los desfiles. Hice un compás igual, un estabilizador para mi cámara, hartas cosas”.

El profesor René Frías agregó que para mejorar su cualificación, Sebastián comenzó a hacer prácticas en distintas empresas. “Una vez seleccionado, comenzó la preparación, así que hice la gestión con las empresas, para que pudiera efectuar prácticas distintas a las que se hacen en el colegio. Así fui a una empresa de Calixto, que fue alumno de este colegio, y que había sido premiado el año pasado por su trayectoria, nos dijo que no había ningún problema y se preparó por un mes; toda esa experiencia, después un día lunes y martes fui a ver cómo estaba y había algunos vacíos, entonces le dije que se iba a quedar un mes acá y complementamos los vacíos con práctica y teoría. Fuimos a otra empresa, la de Pedro Magas, que también estudió en este colegio y tiene una empresa en la parte de máquinas y estuvo trabajando un mes. Ahora estamos haciendo la gestión para ir donde Vojnovic, que también estudió en este liceo”, detalló Frías sobre el proceso, recordando que él tomará parte de la competencia como acompañante de Sebastián, pero que también tendrá un rol como jurado. “Como profesor me designaron para que lo acompañe y eso será a fines de octubre, por diez días. He participado hace muchos en competencia y sé como es el asunto”, finalizó el profesor.

Fotos José Villarroel