Necrológicas
  • Sergio Enirque Rivera Pizarro
  • Marta Figueroa vda. de Nazar
  • Manuel Joaquín Dehays Bilbao
  • Eligio del Carmen Cárdenas Arismendi
  • Rodrigo Vásquez Alvarez
  • José Oscar Llancapani
  • Bernardo Zenteno Zenteno

Evalúan trasladar al colegio del sector atención del consultorio “18”

Por La Prensa Austral viernes 12 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
922
Visitas

El nuevo centro de salud crecerá en cuatro veces su superficie construida.

la espera de la aprobación del diseño por parte del Ministerio de Desarrollo Social se encuentra el proyecto que busca normalizar las instalaciones del consultorio 18 de Septiembre. Se trata de obras que comenzarían su ejecución durante el primer trimestre del próximo año, sin embargo antes de licitar los trabajos que tendrán una duración de 18 meses y que se ejecutarán en el mismo terreno en el que se encuentra actualmente, se debe tener definido donde se mantendrá la atención de los más de 16.300 usuarios que forman parte de dicho establecimiento.

Desde el Area de Salud de la Corporación Municipal se consignó que se evalúa la opción de trasladar las atenciones a un ala de la Escuela 18 de Septiembre, que en la actualidad se encuentra sin uso, mientras dure la ejecución de los trabajos, sin embargo todavía no hay una respuesta a este planteamiento. Otra de las propuestas decía relación con mantener la atención y realizar la construcción por partes, lo cual fue descartado por el diseño que tendrá el establecimiento.

Gabriel Vega, asesor del Area de Salud, argumentó que es necesario que el lugar donde se trasladen tenga la autorización sanitaria y recordó que en la atención primaria de salud no hay permisos transitorios, por lo que es necesario resolver y definir esto antes de comenzar la ejecución de los trabajos.

El nuevo diseño contará con una superficie de 3.200 metros cuadrados construidos, en tres niveles y contará con tecnología de última generación. El nuevo centro cuadruplica su superficie (el actual tiene 800 metros cuadrados) buscando superar el grave problema de hacinamiento que enfrenta el recinto y su diseño fue financiado a través del convenio de programación suscrito entre el Ministerio de Salud y gobierno regional de Magallanes.