Necrológicas
  • Walter Blanco Ortiz
  • Roberto Rojas Zepeda

Ex presos políticos se reunieron para reflexionar en torno a película “Dawson, isla 10”

Por La Prensa Austral martes 13 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
654
Visitas

Como parte de las actividades para acompañar la huelga de hambre que mantiene, desde hace un mes, el ex preso político Manuel Aguilante Barrientos, la Casa de los Derechos Humanos, en Avenida Colón 636 reabrió sus puertas para exhibir la película “Dawson, isla 10”. La iniciativa corrió a cargo de Sergio Reyes, uno de los que permaneció prisionero en este campo de concentración, y que a través de esta producción, dirigida por Miguel Littin y que fue estrenada en 2009, busca generar una instancia de conversación y debate respecto de lo narrado en el filme.

“La película está basada en experiencia del ex ministro de Minería de la Unidad Popular de Salvador Allende, Sergio Bitar, que escribió el libro ‘Isla 10’, y que fue tomada por Miguel Littin que hizo este trabajo. Ha habido muchas críticas respecto del resultado de esta película y lo que queremos hacer los que estuvimos ahí, es ver con detalle qué es realidad, qué es ficción y qué es lo que podría haberse explicado de mejor manera”, expuso Reyes respecto de la actividad. Para el organizador, la importancia de esta producción es que “por primera vez se logra visualizar, en el cine mayor, la isla Dawson”.

Una de las discrepancias que hubo entre los asistentes tuvo relación con la visión de cómo eran representados los presos, tanto del norte del país como los magallánicos, respecto de diferencias en las formas en que fueron tratados. Reyes opina que “tanto los compañeros del norte como los magallánicos, sufrimos de igual manera. Incluso a ellos, por su condición de personeros, se les abusaba mucho más”.

Entre los asistentes a la actividad había quienes no habían visto la película, pero sí leído el libro. Es el caso de Máximo Vidal, que vive en Río Gallegos desde 1984 y que regresó a Punta Arenas para vivir la Fiesta de los abrazos (que se celebró el sábado), y para asistir a esta proyección. “Para mí, el libro no se asemeja mucho a la realidad, que fue cruda. Yo estaba en la barraca Remo; éramos los rematados, los condenados, entonces yo tenía el número 46”, recordó. Sin embargo, “es bueno que muestren esta película y que la llevan a toda la región, especialmente Porvenir, donde está el regimiento donde mataron gente. Es bueno que se difunda todo esto de alguna manera, y que se converse, si es posible, ir a los colegios, que se enseñe lo que fue la dictadura”.

Quien sí tiene conocimiento tanto de la película como del libro es Carlos Speake que también tiene una visión crítica: “No es lo que yo viví ni lo que muchos vivieron. El señor  (Sergio) Bitar con el respeto que uno le pueda tener a un ex ministro, trató de hacer un Best Seller del tema. Yo era estudiante en ese tiempo, tenía 17 años y mi visión es diferente. Nosotros sí hicimos trabajos forzados, cosa que ellos no. En la historia de la vida y del mundo, hay castas y eso es lo que creo, que no refleja lo que se vivió”. Del mismo modo, al igual que su compañero, apreció esta instancia “para conversar, intercambiar ideas y recordar. Sirve para la memoria histórica, que es importantísima. Deberían existir más películas, mejores que ésta”, concluyó Speake, uno de los asistentes a la exhibición de esta película, que entre su público tuvo a un par de turistas franceses.