Necrológicas
  • José Cárcamo Galindo

Expertos analizaron ventajas de raza ovina Dohne Merino para potenciar productividad ganadera

Por La Prensa Austral miércoles 18 de noviembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
802
Visitas

Hoy día tenemos 2 millones de cabezas ovinas, una situación no compleja, pero particularmente debemos hacer cambios de manejo, probablemente buscar un animal que sea más eficiente”, planteó ayer el ingeniero agrónomo y gerente general de Agropampa, Daniel Groves Navarro en la antesala al evento organizado por esta empresa prestadora de servicios ganaderos que reunió en dependencias de Asogama a productores y especialistas del sector -tanto nacionales como extranjeros- en torno a las bondades y particularidades de la raza ovina multipropósito Dohne Merino.

Se trata de una raza versátil que produce lana fina de alta calidad (de hasta 21 micrones), blanca y de gran calidad, además de corderos de alta tasa de crecimiento al destete, aspecto atractivo para los mercados que demandan cada vez más carnes rojas, especialmente desde Asia y Medio Oriente. A saber, Dohne posee gran resistencia a climas áridos y la habilidad de lograr mejoramiento genético, aumentando la fertilidad, además de las tasas de crecimiento tempranas, lo que propicia un negocio más rápido y mejores márgenes brutos por hectárea.

Por ello, el encuentro se constituyó como el espacio ideal para transmitir estas particularidades, donde expositores de Perú, Uruguay, Argentina, Australia y Chile compartieron sus experiencias en la introducción de esta raza a sus procesos productivos, los que en Magallanes enfrentan el desafío de sortear las adversas condiciones climáticas.

En este punto, Groves fue claro. “Hay que ir adaptándose al nuevo ambiente que tenemos, ya que a pesar de que tenemos superávit de agua, no tenemos mayor producción de forraje. El año pasado se produjo la mitad que otros años, entonces estamos expectantes de poder tener un tipo de animal que se adapte a estas condiciones, acorde con las necesidades del mercado a los cuales exportamos”.

La experiencia argentina

Previo a su exposición, el licenciado en genética, Alejandro Vozzi (Argentina) indicó que esta raza fue introducida en su país hace 10 años, mediante la importación de embriones desde Australia. “A partir de ahí comenzó un proceso de multiplicación de nuestro núcleo. Paralelamente otros criadores comenzaron a importar Dohne desde Australia, después de 2009 se reunieron y conformaron el programa de mejora genética y la Asociación de Criadores de Merino tomó el Dohne  como una variedad más, dando legalidad a la cría de esta raza”, señaló junto con mencionar que en su país hay alrededor de 500 madres puras de pedigreé de esta raza y unas 4 mil en proceso de absorción.

Buena alternativa

En Chile la raza se introdujo en 2014, sólo presente en Magallanes. Desde entonces, constituye una gran opción dada la relación de ingresos que es de 60/40 carne a lana, superando la razón 70/30 que se da en la raza Corriedale. Según Groves, en la región son más de 7 las cabañas que han importado genética de Australia. “Y deben ser unos 20 predios los que están trabajando con distintos tipos de cruzamiento y comprando carneros reproductores. Ha prendido bastante esto porque es un animal rústico que se creó en Sudáfrica y en el tipo de condiciones que estamos teniendo se presenta como una buena alternativa, tiene buenos resultados de porcentaje de señalada y de producción de lana, por lo tanto va a ser mejor cotizada”, refirió.

Cabe señalar que a través del programa Potencia -cofinanciado por Corfo-, Daniel Groves se adjudicó $10 millones a través de un Fondo Semilla Flexible, gracias al cual realizó una pasantía durante cuatro meses en Australia y desarrolló además un plan de negocios que se tradujo en un potenciamiento del Departamento de Biotecnologías Reproductivas.