Necrológicas
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Eduviges del Carmen Unquen Unquen
  • Lucía Ruiz Bustamante
  • Rubén Rosales Loaiza

Explosión desata incendio y deja lesionada a pareja que arrendaba céntrica propiedad

Por La Prensa Austral miércoles 22 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
2.015
Visitas

Yo estaba durmiendo, cuando una vecina me toca insistentemente el timbre y me avisa que la casa de la esquina se estaba quemando”, relató ayer la antigua vecina magallánica y dueña de la propiedad de calle Chiloé y Boliviana, Lutfie Chelech Ojeda, de 80 años. Ella vive en un departamento interior, por calle Chiloé Nº1482, el cual providencialmente salvó de ser devorado por el fuego, que se inició poco antes de las 10 de la mañana.

Manifestó que tanto la habitación que arrendaba a un taxista por calle Boliviana como el departamento que ocupaba una pareja en plena esquina, resultaron devastados por las llamas. “Quedó todo destruido, hay que echarlo abajo”, aseguró la dueña.

Lutfie Chelech admitió que el incendio se inició por una explosión por gas, proveniente de un calefactor, aunque la causa deberá ser investigada por los peritos del Cuerpo de Bomberos, debido a que su propiedad cuenta con seguros comprometidos.

Asimismo, lamentó la muerte de tres mascotas de sus arrendatarios, quienes también debieron ser trasladados al hospital por funcionarios del Samu tras resultar lesionados. Se trata de Arturo Stuart Estrada y Carla Aguayo.

Doña Lutfie ha vivido en esta propiedad por más de 50 años. Enviudó de José Díaz Barría, “uno de los mejores desabolladores que tuvieron los Camelio”, confidenció. Su único hijo, José Jerónimo Díaz Chelech, ejerce docencia en literatura en el pueblo de Segovia, San Cristóbal, España.

“Si bien este incendio me bajoneó mucho en su momento, pero creo haberlo superado rápido. Lo importante es que no hubo desgracias personales que lamentar; lo material se recupera”, concluyó la vecina magallánica.

“Nube de humo negro”

Durante la mañana se conoció que fue una antigua residente de una propiedad colindante quien se percató minutos antes de las 10 horas de una “nube de humo negro” que apareció por su ventana, situación que le llamó la atención, y al salir a la vía pública la alertó un estruendo, logrando ver cómo voraces llamaradas se propagaban por el interior del inmueble de un piso.

Voluntarios de cuatro compañías del Cuerpo de Bomberos desplegaron denodados esfuerzos para aplacar el fuego y evitar su propagación a inmuebles colindantes.

Momentos antes, una pareja que se encontraba al interior de la vivienda había conseguido salir por sus medios a través de una ventana, resultando con diversas lesiones producto de algunos cortes en sus extremidades y de la inhalación de gases tóxicos, siendo asistidos en primera instancia por personal bomberil, para luego recibir el socorro de los profesionales del Samu, que hicieron el traslado hasta el Hospital Clínico.

Durante las faenas de extinción del fuego, fueron encontrados dos perros sin vida al interior del domicilio, mientras que un pequeño gato intentó ser reanimado por personal de Bomberos, sin encontrar lamentablemente una respuesta.

El comandante de la institución, Eduardo Bahamonde Garay, descartó que existieran voluntarios lesionados como resultado del combate del fuego, y tras el preinforme de los peritos del Cuerpo de Bomberos, se estima que “aparentemente estaban secando ropa sobre un calentador en un dormitorio del inmueble”.