Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Fabricio Papapietro Rodríguez “Sólo quiero conseguir pensión en la universidad para estudiar”

Por La Prensa Austral miércoles 17 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
583
Visitas

Fabricio Papapietro Rodríguez, 39 años, tiene una semiparálisis en el lado derecho de su cuerpo, que le provoca otras molestias de las cuales debe cuidarse, es por ello que es considerado con un 67% de discapacidad. Por su condición de invalidez, sufre de depresión crónica, que requiere de mucho cuidado y observación.

Motivado por la pronta implementación de la gratuidad estudiantil estatal, mediante esfuerzo y perseverancia logró matricularse en la carrera de Trabajo Social de la Universidad de Magallanes (Umag), sin embargo estuvo a punto de no conseguirlo debido a que el Ministerio de Educación no encontraba sus certificados de estudios de primero y segundo medio.

Felizmente la situación se regularizó y Papapietro pudo realizar los trámites para ser oficialmente un alumno de la Umag. A pesar de que está agradecido de cómo se le han dado las cosas en el último tiempo, éste aspira a más, lo que significa independizarse, tener un trabajo estable y obtener una casa propia, ya que hasta el momento, cada cierto tiempo ha tenido que depender de alguien.

Debido a su condición de discapacidad recibe una pensión que bordea los $160 mil, los cuales deben ser usados en transporte, residencia y alimentación para todo un mes. Si bien recibe $80 mil de pensión alimenticia de su padre, los altos precios de la comida y arriendo, lo dejan al límite a sus exiguos recursos, vulnerando su condición pues debe encontrar maneras de ahorrar, entre ellas buscando alternativas alimenticias y caminar grandes distancias.

Estos inconvenientes generan que Papapietro viva bajo una constante inestabilidad económica y preguntándose cómo llegará al fin de mes, provocándole cierta frustración ya que anhela cumplir con el sueño de la casa propia, pero de esta manera teniendo 39 años se le hará muy difícil.

En este escenario, solicita públicamente se le considere para obtener el beneficio de pensión de la casa de estudios, sin embargo para él no es posible, ya que según le comunicaron que dicha facilidad es para personas de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, pero al ser de Santiago no puede acceder y por otra parte al no cumplir el año de residencia en Magallanes, también queda fuera de la medida.

“Sólo quiero obtener la pensión de la universidad para solventar mis problemas económicos y de discapacidad. En 2 ó 3 semanas comenzaron las clases y literalmente para esa fecha no tengo dónde quedarme, me gustaría estar en un lugar cercano porque me ayuda a cuidarme y enfocarme mejor en estudiar solamente”, señaló Fabricio.