Necrológicas
  • Juan Carlos Cavada Covacich
  • José Máximo Marín Gallardo
  • Violeta Subiabre Heirmel
  • David Jiménez Cortés
  • Guillermina Macías vda. de Torres

Falta de recursos para infraestructura y contratación de personal, son las principales críticas a nueva red de parques nacionales

Por La Prensa Austral viernes 9 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
218
Visitas

AustroChile valoró la política de conservación, pero alertó que ésta no se cruza con Hacienda, respecto a la asignación de los recursos necesarios. Desde Conaf, también se hizo ver que se aumentan las áreas protegidas, pero los presupuestos siguen siendo los mismos.

El pasado 29 de enero, la Presidenta Michelle Bachelet firmó el decreto que crea la Red de Parques Nacionales de la Patagonia, el mayor proyecto de parques terrestres desde la década de 1960. Si bien es positivo que con ello se busque preservar los bosques nativos y las especies únicas de flora y fauna de la zona, así como estimular el turismo, surgen muchas dudas en torno a su administración y financiamiento sobre todo si se considera que estamos en un país que no se caracteriza precisamente por contar con un gran presupuesto para las áreas protegidas. En efecto, en el país se invierte aproximadamente US$1 por hectárea versus los US$30 que se destinan en Costa Rica o los US$7, en Perú.
Cabe recordar que las reservas y parques bajo la administración del Estado de Chile, por intermedio de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), muchas de ellas no tienen infraestructura ni protección alguna. No se protegen, en rigor, aunque el gobierno firma todos los tratados y convenciones en que se compromete a ello.
El plan de financiamiento de esta red presentado a la Dirección de Presupuesto (Dipres) contempla una línea de acción de 10 años con una inversión estatal de $8.000 millones, donde el aumento del gasto sería a partir del cuarto año considerando un incremento de $800 millones anuales.
Los primeros 3 años serán para la creación del Plan de Manejo, asumiendo Conaf los gastos con su presupuesto. Las fundaciones de Tompkins podrán mantener la administración hasta el 2019.
La red de Parques Nacionales de la Patagonia comprende 4,5 millones de hectáreas distribuidas en parques de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, unos 2.000 kilómetros desde Puerto Montt hasta el Cabo de Hornos. Están conformados por las nuevas 1,3 millones de hectáreas (privadas y fiscales) donadas y los más de 3 millones de hectáreas de áreas protegidas ya existentes, que serán reclasificadas como parques nacionales en vez de reservas naturales o forestales.
Así los nuevos parque nacionales serán Pumalín, Melimoyu y Patagonia. A esto se suma la ampliación de los parques ya existentes: Hornopirén, Corcovado e Isla Magdalena (Región de Aysén).
Por último, las áreas protegidas que serán reclasificadas como parques nacionales son: La Reserva Nacional Alacalufes (que también será ampliada aumentando de 2.313.875 hectáreas a 2.842.210 y siendo renombrada como Parque Nacional Kawésqar), la Reserva Natural Cerro Castillo, la Reserva Forestal Lago Cochrane y la Reserva Nacional Lago Jeinimeni.
AustroChile: preocupación por
el presupuesto
El presidente de Cámara de Turismo Austro Chile, Eduardo Camelio, indicó que el turismo ve con buenos ojos la implementación de estos nuevos parques nacionales, pero que lo que no les parece bien es que estas reservas no cuenten con recursos.
“Se firman decretos supremos para la creación de parques y no pasan por Hacienda que es el lugar donde finalmente se asignan los recursos. Hacemos parques nacionales sin recursos, por lo tanto no hay dinero para gestión, inversión, infraestructura, en muchos de estos recintos hay un solo guardaparques y en otros, simplemente, no hay ninguno, lo que nos parece inconcebible”, precisó.
Conaf: falta personal y se mantiene el mismo presupuesto
Respecto de la creación de estos nuevos parques, el jefe del Departamento de Areas Silvestres Protegidas de Conaf Magallanes, Mauricio Ruiz, señaló: “Lo ideal es que, cuando se van protegiendo nuevas superficies, podamos instalarnos en el lugar, pero está compleja la situación porque los presupuestos siguen siendo los mismos. Nosotros somos alrededor de 70 personas las que trabajamos en las áreas silvestres protegidas y la mayoría son guardaparques, es decir, están en terreno y tenemos alrededor de 7 millones de hectáreas bajo la responsabilidad del Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas del Estado (Snaspe), entonces poder cumplir con la meta de instalarnos donde haya un parque es algo complejo. Esta discusión lleva muchos años y, mientras no nos den personal de planta o mayor presupuesto para contratación, el tema se ve complejo”, expresó.
Ruiz indicó que estaban haciendo esfuerzos y que próximamente se instalarían en dos nuevas áreas que son Yendegaia y Cabo León, hectáreas donadas por fundaciones ligadas a Douglas Tompkins, en la Región de Magallanes, y parte del Parque Nacional Kawésqar. “Tenemos un guardaparque de planta para Yendegaia, el cual sería acompañado por personal transitorio para que pueda establecerse, porque ya están llegando turistas y hay que cuidar el recurso por las amenazas de incendios forestales”, sentenció.