Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

Faltan médicos con formación en el área de cuidados críticos

Por La Prensa Austral lunes 10 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
111
Visitas

La situación de la medicina intensiva hoy día es crítica. La falta de recurso humano médico, exceso de riesgos laborales, con un fuerte aumento de demandas judiciales, agotamiento físico y emocional son parte de los problemas que enfrentan quienes se desempeñan en la atención de pacientes críticos.

Se trata de una realidad que no difiere a la de otras regiones, aunque en el caso de Magallanes el impacto es mayor por el aislamiento geográfico, situación que debe considerarse a la hora de proyectar y planificar los recursos y los servicios.

Frente a este escenario, el jefe técnico de la Unidad de Paciente Crítico, doctor Marco Báez, sostiene que los factores que mayormente determinan esta situación no dependen sólo de las autoridades, sino que obedecen a una dinámica que se da en la medicina a nivel mundial. Entre las dificultades, menciona la falta de recurso humano médico con formación en el área de cuidados críticos, lo que se traduce en que el poco recurso existente debe mantener la unidad funcionando, lo que obliga muchas veces a una sobrecarga más allá de lo recomendable. Otro de los aspectos que inciden son las remuneraciones e incentivos insuficientes.

Por otro lado, se genera un exceso de expectativas por parte de una población, que teniendo muchas características positivas, no tiene entre sus prioridades el autocuidado en salud y tampoco el seguir las indicaciones médicas cuando son víctimas de alguna enfermedad crónica. “Esto determina que nuestros pacientes tienen un perfil caracterizado por ser cada vez mayores, con enfermedades crónicas muy avanzadas, sin controles, ni tratamiento, por lo cual llegan con sus reservas fisiológicas prácticamente agotadas y en muchos casos sin reservas lo cual hace inútiles nuestros esfuerzos por salvarles la vida”, admite Báez.

Ejemplificó señalando que un paciente con un cáncer avanzado, que requiera un período prolongado de soportes, es bastante poco lo que le pueden ofrecer si es que su estadía se prolonga más allá de lo necesario. Ya que esto hará imposible que reciba el tratamiento definitivo, que puede ser quimioterapia, para la que el cuerpo debe tener cierta fortaleza que es muy probable que ya no tenga.

Otra característica de esta especialidad es la toma de decisiones y la jerarquización de las opiniones de los diferentes especialistas de los que reciben opiniones o sugerencias. A veces, estas decisiones, implican sacrificar el riñón para evitar la muerte. Todos los procedimientos y acciones tienen riesgos y entre todos (trabajo en equipo), se define la que tiene menos riesgo y de la cual esperan el mayor beneficio por supuesto, lo que en la práctica no siempre es tan nítido.

Lo anterior da cuenta entonces de la complejidad de la decisiones médicas, de los riesgos de ellas y de por qué la Uci debe estar reservada para casos que realmente tienen expectativas razonables de resolverse en un plazo acotado con el menos sufrimiento para el paciente y sus familiares.

Jornada de Actualización

Las declaraciones de Marco Báez se generan en el marco de las próximas Jornadas de Actualización de Medicina Intensiva, a realizarse este jueves 13 y viernes 14 de septiembre, donde se abordarán distintos temas distribuidos en doce módulos: Sepsis, Quemados, Rehabilitación y Terapia Física en Uci, Falla Respiratoria, Humanización, Farmacología, Trauma y Vía Aérea, Nutrición, Buena Práctica Clínica, Sedoanalgesia y Delirio y el Módulo Crítico Quirúrgico.

El foco de estas jornadas está orientado hacia el manejo del paciente crítico quirúrgico, o sea pacientes que ingresan a la unidad por patología quirúrgica, pero que requiere de cuidados intensivos en cualquiera etapa de su evolución, ya sea pre o post operatoria.

En encuentro médico es patrocinado por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, presidida por el doctor Carlos Romero, intensivista de vasta experiencia, con varios libros y publicaciones en revistas científicas chilenas y extranjeras. Entre sus más destacados miembros figura el doctor Eduardo Labarca, past president, quien trabajó muchos años en el Hospital Cirujano Guzmán, quien expondrá en esta versión.