Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Familiares cuestionan duramente labor de la PDI en casos de profesora y tripulante desaparecidos

Por La Prensa Austral jueves 4 de febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
818
Visitas

Consenso hay entre los familiares de la profesora chillaneja Irma Solís Cruces y la familia del tripulante magallánico José Márquez Saldivia, respecto del compromiso que ha manifestado para esclarecer los casos el fiscal regional Eugenio Campos Lucero. “Cuando el fiscal tomó la causa, se notó”, fueron las apreciaciones del tío de la docente y del hermano de Márquez. Sin embargo, también expresaron duras críticas respecto del trabajo de la PDI, apuntando a que las primeras diligencias no fueron las más adecuadas.

Diversas fueron las reacciones que provocó el abierto y sincero compromiso del fiscal regional, Eugenio Campos Lucero, con las familias afectadas, quien, a través de una entrevista dada a La Prensa Austral, enfatizó que no descansará hasta esclarecer los casos Solís y Márquez.

Hermano del tripulante

El primero en pronunciarse al respecto, fue el hermano del hombre de mar desaparecido la noche del 27 de enero de 2015, Luís Márquez, quien, al ser consultado  sobre cómo enfrentaron la angustia, al cumplirse un año de la desaparición, indicó que “fue triste, uno tenía la esperanza de, sin importar la noticia que fuera, poder saber algo, pero nada todavía. Estamos devastados, esto sigue siendo una pesadilla”, dijo a La Prensa Austral.

Detalló que su madre, poco a poco se ha ido fortaleciendo ante lo ocurrido, luego de pasar por un duro proceso que la estaba sumiendo en un transe de dolor, el que temían, terminaría consumiéndola. “Ese día estuvimos todos reunidos como familia, le hicimos una misa a mi hermano, y después hicimos una ‘velatón’ en el muelle (Prat). Ella está un poco más firme, aunque a veces uno la ve llorar, pero se nota que está más fuerte”, comentó.

Respecto del compromiso de Campos,  Márquez fue tajante en contestar que “él es la única persona que realmente tiene interés en el caso, ya que nosotros nos sentimos abandonados por la PDI, pese a que uno debería confiar en ellos, pero lamentablemente no es así. El fiscal nos ha dado muestras verdaderas de preocupación real, y no sólo en nuestro caso, sino que también en el caso de la niña Irma Solís”, dijo Márquez.

Aseguró creer en las palabras de Campos, aunque no pensó igual respecto de los detectives, estimando que “no creo que ellos hayan hecho algo, de no haber sido por las instrucciones que el señor fiscal les dio, y pido a Dios a que lo ayude a encontrar respuestas”, concluyó.

Tío de la profesora

Desde Chillán, y de manera telefónica, el tío de la docente desaparecida, Eduardo Solís, se manifestó agradecido por el compromiso público del fiscal Campos, señalando que “es por eso que cuando viajamos la última vez a Punta Arenas (22 de enero pasado), dijimos que nos íbamos tranquilos, ya que sentimos que el fiscal estaba comprometido realmente con obtener resultados, que está trabajando arduamente y que no va a descansar hasta resolver el paradero de mi sobrina, lo que nos dejó muy conforme, ya que nosotros en la lejanía, pensar que no se hacía nada, era muy angustiante”, comentó.

Indicó conocer y compartir el sufrimiento de la familia Márquez, compartiendo su opinión de que ha sido el fiscal regional quien ha dado movimiento a los procesos investigativos, y manifestó una apreciación idéntica respecto del actuar policial. “Pienso igual, incluso, cuando viaje la primera vez, yo le pedí al fiscal que mejor le entregara la investigación a Carabineros, porque no estábamos conformes con el trabajo de la PDI”, reclamó.

Comentó que una de las diligencias que molestó a la familia de la profesora, fue que, pese a que Irma había desaparecido en Punta Arenas, las primeras faenas investigativas se desarrollaron en Chillán. “Incluso me estuvieron investigando a mi, porque una vez le envié ayuda a la niña, por lo que hicieron un informe sugiriendo que yo tenía algo que ver con ella… a ese nivel”, lamentó Solís.

Recordó finalmente, que desde que tuvo las primeras conversaciones con el entonces fiscal jefe de Punta Arenas, ahora, fiscal regional, logró alcanzar tranquilidad. “A él sí le gusta su trabajo, pero de verdad, no como nos decían en la PDI. Sólo me sentí tranquilo cuando él (Campos) apareció en la causa, es un profesional muy humano, que entiende el dolor que tiene nuestra familia”, concluyó.